Zaida González: “Pedro Martín prefirió quedar bien con la alcaldesa de Santa Cruz, de su mismo partido, que proteger a los tinerfeños”

El PP denuncia que la descoordinación entre administraciones derivó en la irresponsabilidad de levantar la suspensión del Carnaval durante la alerta por calima

366
Zaida González, portavoz del Partido Popular. Cedida. NOTICIAS 8 ISAS.
Zaida González, portavoz del Partido Popular./ Cedida.

Santa Cruz de Tenerife.- La portavoz del Partido Popular en el Cabildo de Tenerife, Zaida González, señaló hoy que “el presidente de la institución insular, Pedro Martín, y su equipo de gobierno, pudieron suspender la celebración del Carnaval durante la crisis de la calima, en interés de la salud de los ciudadanos, aunque el Ayuntamiento de Santa Cruz se resistiese a hacerlo, ya que la legislación le otorga esa autoridad”.

En este sentido, González achaca al gobierno insular “parte de la responsabilidad de permitir que se siguiera adelante con la fiesta en la calle un día con una calidad del aire pésima, con una alerta meteorológica y con 20 puntos de fuego en seis municipios diferentes del norte de la Isla”.

La portavoz de los Populares en el Cabildo indica que “la Ley de Actividades Clasificadas y Espectáculos Públicos establece en su artículo 51 que en aquellos casos en los que la autoridad competente sea la autoridad municipal y se constate la existencia de inactividad sobre cualquier cuestión, el Cabildo Insular correspondiente podrá subrogarse en esta competencia y llevar a cabo la adopción de las medidas que correspondan”.

Asimismo, González indica que “el mismo artículo refuerza esa competencia del Cabildo al advertir que sin perjuicio del régimen competencial expresado, las autoridades municipales, y en caso de inactividad municipal, el Cabildo insular podrá adoptar, en cualquier caso, medidas provisionales de carácter cautelar cuando concurran motivos de urgencia y gravedad”.

El grupo Popular en el Cabildo considera que “el presidente, Pedro Martín, sin embargo, prefirió quedar bien con la alcaldesa de su mismo partido y respaldar la celebración de una fiesta multitudinaria en unas circunstancias absolutamente adversas, en lugar de actuar con sentido común y de acuerdo a sus competencias legales, en defensa de la salud de las personas”.

Para Zaida González “es un argumento muy pobre señalar la responsabilidad exclusiva del Ayuntamiento de Santa Cruz, cuando la institución que uno preside puede y debió actuar de acuerdo a la ley, cuando concurren motivos de urgencia y gravedad, como fue el caso”, por lo que la portavoz Popular cree que “tanto el presidente del Cabildo tinerfeño como el propio presidente del Gobierno de Canarias prefirieron mirar hacia otro lado y no enfrentarse a la irresponsabilidad de la alcaldesa de Santa Cruz”.