Bermúdez “decepcionado” por el recorte de los fondos, en los Presupuestos, para la lucha contra la pobreza

El Ayuntamiento de Santa Cruz aumenta las prestaciones para necesidades básicas

223
José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife./ ©Manuel Expósito. NOTICIAS 8 ISLAS.
José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife./ ©Manuel Expósito.

Santa Cruz de Tenerife.- El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha mostrado su “decepción” por el recorte del 3,5% de los fondos que el Gobierno de Canarias destinará a ambas capitales del Archipiélago en 2021, ya que son los municipios “en los que se concentran las mayores bolsas de pobreza del Archipiélago”. Estas manifestaciones fueron realizadas después de conocer en la tarde de ayer el proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma durante la celebración del Consejo de la Capitalidad de Canarias, en el que estuvo acompañado por el concejal de Hacienda de la Corporación santacrucera, Juan José Martínez.

Santa Cruz tiene previsto recibir el año próximo 2.804.247 euros procedentes de esos fondos, un 3,5% menos que el presente ejercicio, “en un momento en el que el Gobierno de Canarias anuncia para toda la Comunidad Autónoma unos presupuestos expansivos, que van a aumentar en un 5 por ciento”.

“No parece tener mucho sentido -ha continuado Bermúdez- que a las dos ciudades más pobladas de las Islas, que están volcadas en atender a las necesidades de las familias más duramente golpeadas por la crisis económica, se les reduzcan dichos fondos en un contexto de crecimiento del presupuesto”. “Necesitamos más que nunca ese apoyo presupuestario”, ha indicado el alcalde de Santa Cruz, “y esperamos que en la vía de enmiendas pueda corregirse esa situación”.

Además, ha solicitado que se articulen los fondos necesarios y finalistas para luchar contra la pobreza de tal manera que “los cuatro grandes ayuntamientos de las Islas puedan hacer frente a la necesidad de las familias que ya están tocando en la puerta de la que es su administración más cercana”. “La situación de necesidad de la ciudadanía de las Islas”, ha continuado, “debe verse reflejada en los presupuestos de la Comunidad Autónoma”.

Por su parte, Juan José Martínez, ha explicado que durante la citada reunión se puso sobre la mesa una solicitud aprobada en el pleno municipal respecto a la “adecuación de las partidas procedentes del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) a las necesidades actuales de los municipios”. El objetivo, ha explicado Martínez, es que “mientras dure la situación de excepcionalidad que vivimos, dichos fondos puedan derivarse a actuaciones más urgentes y derivadas de las necesidades que tienen ya miles de familias del Archipiélago”.

El Ayuntamiento de Santa Cruz aumenta las prestaciones para necesidades básicas

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha acordado incrementar las Prestaciones Económicas de Asistencia Social (PEAS) de Subsistencia, entre las que se encuentran las de alimentación, higiene, vestimenta, pañales, leche y enseres básicos.

La demanda de prestaciones económicas para alimentación se ha visto notablemente incrementada, teniendo en cuenta la situación de extrema vulnerabilidad en que se encuentran muchas familias del municipio debido a la actual situación de emergencia social decretada por la corporación a causa de la pandemia por la COVID-19.

Este crecimiento responde a un aumento de la vulnerabilidad de la población que ya venía siendo usuaria de los Servicios Sociales y a la incorporación al sistema de nuevas unidades familiares por las circunstancias socioeconómicas de los últimos años, especialmente agudizadas por la pandemia. Por ello, el objetivo del IMAS  es minimizar el riesgo de exclusión social de casi 20.000 hogares de Santa Cruz, lo que significa una cuarta parte de la población del municipio.

La concejalía de Acción Social, dirigida por Rosario González, ha resuelto aumentar el importe de estas tarjetas para dar una mayor cobertura y que los usuarios puedan incorporar en sus compras mascarillas y geles sin que sea detrimento de la alimentación básica.

Las unidades familiares de cinco o más personas recibirán en cada bono 320 euros mensuales, duplicándose así el crédito (hasta ahora era de 160); para familias con cuatro miembros, el valor será de 300 euros (era de 150); en el caso de haber tres personas por familia, 260 euros mensuales (anteriormente 140); 210 euros es la cuantía que recibirán las unidades familiares de dos personas (antes 130 euros), y 170 la que recibirán quienes vivan solas y puedan acceder a la ayuda (anteriormente 120 euros). Esto supone una duplicación de la cuantía de la ayuda especialmente en las unidades familiares de más miembros.

Rosario González ha destacado que “el objetivo del IMAS es ser eficaces, dando una respuesta a largo plazo a todas aquellas personas que necesiten soporte básico, evitando encontrar soluciones cada poco tiempo con tarjetas extraordinarias”. Además, la concejala de Acción Social explicó que “con estas medidas y teniendo en cuenta la situación social actual, los usuarios podrán invertir parte del incremento en adquirir geles, mascarillas y otros materiales sanitarios”.

Estas mejoras comenzarán a partir de la fecha de la firma de dicha resolución -este viernes, 30 de octubre-; por lo tanto, todas las nuevas tarjetas que se entreguen serán ya con los nuevos importes. Las familias que tienen su tarjeta activa con anterioridad tendrán que esperar a su renovación para poder beneficiarse de dicho aumento.

Hasta septiembre del presente ejercicio se han abonado y consumido 6.602 recargas de compra más que en todo el año 2019. El año pasado se abonaron 24.466 recargas por un importe total de casi 2,3 millones de euros. A finales de septiembre de este 2020 se habían abonado 30.528 recargas de compra por un importe de casi 2,6 millones de euros.

Este avance en la gestión demuestra la mejora del servicio debido a la rapidez, efectividad y eficiencia de la prestación y se mantendrá activa durante, al menos, el período de tiempo que dure la declaración de emergencia social decretada por la Junta de Gobierno municipal. Asimismo, desde el consistorio se valora la opción de poder mantener dichas cuantías de manera definitiva.