Torres: es una “buena noticia” el cierre del campamento del muelle de Arguineguín

El presidente de Canarias le pide al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que se usen todas las instalaciones del Gobierno central para la acogida de migrantes

205
Un momento de la reunión mantenida en la Delegación del Gobierno./ Cedida.
Un momento de la reunión mantenida en la Delegación del Gobierno./ Cedida.

Las Palmas de Gran Canaria.- El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmó este mediodía, durante la visita a Gran Canaria del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, que el anuncio por parte del Gobierno central de que, en unas semanas, se cerrará de forma definitiva el campamento habilitado para migrantes en el muelle de Arguineguín (Mogán) y su traslado a las instalaciones militares de Barranco Seco es una “buena noticia”. No obstante, emplazó al ministro a que se haga realidad “cuanto antes” y recalcó la necesidad de que los migrantes que llegan a las Islas se alojen “en otros lugares mucho más adecuados, por lo que, aunque agradezco la disposición, del mismo modo tengo que reclamar que todos los espacios que sean de titularidad del Gobierno de España estén a disposición de la migración irregular en esta tierra”, en línea con los centros docentes que puso a disposición el Gobierno regional durante el Estado de Alarma.

Tras reunirse para analizar la situación y buscar soluciones integrales junto al Gobierno de España y la UE, Torres compareció en rueda de prensa en la Delegación del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria junto a Marlaska y Johansson. Según subrayó, el fenómeno de la migración por mar en las Islas “exige una actuación urgente. Estamos en el momento de las reacciones -insistió-, más que de las planificaciones, porque hay que responder con prontitud: la UE y el Gobierno de España han de estar al lado de Canarias”.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico recordó que el pasado octubre es ya el mes en que más migrantes irregulares han llegado al Archipiélago en toda la historia. “Ahora -explicó-, unas 500 personas están aún en el muelle de Arguineguín y esperan ser dirigidas a otros lugares más adecuados”. Como ha hecho en otras ocasiones, Torres remarcó que “Canarias es tan España como Madrid, y a la inversa, y tan Europa como París o Bruselas. La solidaridad exige que echen una mano a Canarias, pues nosotros solos no podemos”, subrayó.

El presidente considera muy importante las visitas de hoy del ministro y de la comisaria para conocer la realidad de la migración en las Islas, aunque insistió en que es aún más relevante que se aporten soluciones. Si bien aclaró que resulta “difícil hablar de números cuando hay vidas que se truncan y existencias que huyen del hambre y la guerra”, recordó que en lo que va de 2020 han muerto en la travesía del Atlántico hasta las Islas entre 500 y mil personas. Además, señaló que, en todo 2019, arribaron a Canarias 1.516 migrantes por esta vía y que, en lo que va de año, la cifra ya se eleva a 12.747 y a 449 embarcaciones, “lo que supone un incremento del 724,15%”, por lo que cree más que justificada esa actuación conjunta, solidaria, integral y coordinada.

El presidente se refirió también a cómo se actuó en la crisis de los cayucos del año 2006 e indicó que hubo hasta 4.880 plazas para migrantes, “pero eso se desmanteló después en islas como El Hierro, Tenerife, Gran Canaria o Fuerteventura”, limitándose a poco más de 300 al comenzar esta legislatura. “Son instalaciones que ahora añoramos porque daríamos una mejor respuesta. Agradezco la visita de los ministros, como cuando ya vino Marlaska en febrero pasado, la responsable de Exteriores o el de Migraciones, ya que la mejor manera de conocer esta realidad es verla en carne y hueso, pero exigimos que nos echen una mano porque solos no podemos”, reiteró.

Además, le indicó a la comisaria que, si bien el acuerdo de la UE del 23 de junio para afrontar la crisis socioeconómica de la COVID-19 “fue ejemplar, si bien ahora se necesitará otro por la segunda ola de la pandemia, le faltó una respuesta solidaria sobre inmigración irregular, algo que hay que hacer con urgencia”. El presidente repasó la historia de migración de los canarios a Venezuela, Argentina o Uruguay por la dictadura o el hambre, y recalcó la comprensión del isleño con este fenómeno, pero nunca sin ayuda del resto de instituciones. Recordó también que las administraciones canarias han cumplido perfectamente con sus competencias sobre menores no acompañados, acogiendo durante este año a unos 1.400, e insistió en que la UE y el Gobierno central han de estar al lado de Canarias. Por eso, mostró su disposición a viajar y a ayudar en lo que sea en la visita prevista por Marlaska a su homólogo de Marruecos el próximo 20 de noviembre.

La visita de Grande-Marlaska y Johansson

Grande-Marlaska y Johansson han visitado primero el Centro de Coordinación Regional de Canarias, donde el general de brigada Juan Miguel Arribas, Jefe de la Zona de la Guardia Civil en Canarias, les ha expuesto las últimas novedades. Posteriormente han visitado el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barranco Seco.

El ministro y la comisaria se han desplazado luego a la sede de la Delegación del Gobierno en Canarias. Allí han mantenido una reunión con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres; el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana; el presidente de la Comisión LIBE del Parlamento Europeo, Juan Fernando López-Aguilar; el presidente del Cabildo de Gran Canaria,  Antonio Morales; el alcalde de Las Palmas, Augusto Hidalgo; y la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno.

La comitiva ha visitado por la tarde el dispositivo instalado en el Puerto de  Arguineguín (Mogán), donde han estado acompañados por la comisaria Jefa de la Unidad de Coordinación Operativa Territorial de la Policía Nacional, Sagrario de León, y por el presidente autonómico de Cruz Roja, Antonio Rico.

El ministro y la comisaria europea han estado acompañados durante la jornada por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, que también ha visitado tanto la Jefatura Superior de Policía Nacional como la Comandancia de la Guardia Civil.

Refuerzo de las capacidades

En la rueda de prensa que han mantenido junto al presidente de Canarias en la sede de la Delegación del Gobierno, el ministro del Interior ha subrayado que “desde el Gobierno somos plenamente conscientes de la situación por la que atraviesan las Islas Canarias, trabajamos a diario en la búsqueda e implementación de medidas que permitan aliviar la presión que existe en la actualidad”.

“Estamos realizando un trabajo concienzudo, constante y de fondo en el ámbito migratorio basado en dos ejes primordiales: la lucha contra las mafias que trafican con personas y la cooperación efectiva con los países de origen y tránsito. Esta es la fórmula que nos permitió reducir en un 50 por ciento las llegadas irregulares a España en 2019, y es también la senda en la que llevamos incidiendo con las llegadas a Canarias y que estamos convencidos de que dará sus frutos”, ha dicho el ministro.

En este ámbito, ha anunciado el refuerzo de las capacidades de los destacamentos que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado españolas tienen en Mauritania. En concreto, ha indicado que desde esta semana estos destacamentos se han reforzado con un avión de la Guardia Civil, un Casa 235 de vigilancia marítima, que se suma a los medios marítimos y terrestres españoles ya presentes en Mauritania. El avión ha comenzado a patrullar para, en colaboración con las autoridades mauritanas, facilitar los rescates en origen.

Grande-Marlaska también ha señalado que el próximo día 20 de noviembre viajará a Marruecos para reunirse con su homólogo, Abdelouafi Laftit, en el marco de los viajes internacionales que están realizando y que le han llevado recientemente a Argelia, Túnez y Mauritania.

Por último, el ministro del Interior ha indicado que en las próximas semanas se procederá al cierre del dispositivo instalado en el puerto de Arguineguín. “Estamos realizando los trabajos necesarios para habilitar en los terrenos militares del antiguo Polvorín de Barranco Seco las infraestructuras necesarias para que los migrantes puedan pasar esas primeras 72 horas de reseña policial, un acondicionamiento que se está llevando a cabo para garantizar tanto la dignidad de las personas migrantes como el buen desarrollo del trabajo de los funcionarios policiales”, ha dicho.

Reto para el conjunto de la UE

La comisaria Johansson, por su parte, ha señalado que ha podido “constatar por mí misma con esta visita  las dificultades y retos de la situación migratoria en Canarias. Esta situación es un reto para el conjunto de la Unión Europea. He podido también constatar el enorme esfuerzo y profesionalidad de las autoridades a todos los niveles y la coordinación efectiva sobre el terreno. La labor de las autoridades incluye salvar personas que arriesgan sus vidas en el mar, desembarcar a estas personas, acogerlas y garantizarles el derecho fundamental a solicitar asilo”.

“Cooperar y dialogar de forma más estrecha con países de origen y de tránsito para luchar contra el tráfico de personas y las mafias es fundamental. La situación migratoria en Canarias demuestra la importancia de implementar el nuevo Pacto europeo de inmigración y asilo, especialmente la solidaridad compartida”, ha señalado la comisaria.