Los sorprendentes cinco folios con los que el PSOE intentó colarnos una «instalación de incineración» de residuos en Arico

«Se admitirán residuos ajenos a la citada red insular una vez cumplido el límite fijado o cuando se acredite adecuadamente que su adición al proceso es necesario por razones técnicas o de otra índole».

239
Complejo Ambiental de Tenerife./ © Manuel Expósito. NOTICIAS 8 ISLAS.
Complejo Ambiental de Tenerife./ © Manuel Expósito.

El pliego técnico, de apenas cinco folios, por el que el Cabildo de Tenerife saca a concurso la redacción de proyecto y la implantación de una instalación de incineración de residuos en Arico es una especie de manifiesto a la desesperación. Lo nombran todo, la jerarquía completa pero sin concretar nada e intentan poner en el mismo nivel la reutilización, el reciclaje (valorización material) y la quema de residuos para la valorización energética aunque en todo momento se huye de la expresión ‘valorización energética’ excepto para decir que no se permitirá ésta mediante incineración por oxidación pero sí, no se lo pierdan, por gasificación, pirólisis y plasma que la directiva europea sobre incineración mete de cabeza en el paquete de ‘instalaciones de incineración’ en la medida que incineran los subproductos generados para producir energía, que es donde está la gracia del tema se supone. Es decir, dejan todas las puertas abiertas como si todo fuera lo mismo, pero la realidad es que no tienen nada que ver.

Lo primero y más dramático es que estos señores, entre los que se encuentra el tal Humberto que dice ser más ecologista que nadie porque trabaja en Medio Ambiente, intentan adjudicar el tratamiento de 466.320 toneladas de residuos (podrían ser más pero la máxima puntuación de 10 se la dan hasta ese límite) pero sólo en lo que se refiere a la fracción resto, con lo que directamente eluden su responsabilidad en intentar aumentar radicalmente la separación en origen, única vía válida para un reciclaje de calidad o simplemente para que se permita el compostaje legal puesto que la UE (y el sentido común) prohiben el compostaje procedente de residuos recogidos en masa por razones obvias.

Es más, imagínense la tomadura de pelo de esta adjudicación disparatada y de la que no se dio cuenta en ningún momento ni a la comisión de residuos y ni al propio Ayuntamiento de Arico, que en la misma se obliga a hacerse cargo de los lodos de depuradora; que actualmente se entierran sin más, y se puntúa especialmente a las ofertas que se hagan cargo de mayor cantidad de materia orgánica no para compostar sino para ‘otros tratamientos’. Vamos, que el que intente vender que eso se puede valorizar de otra manera (cuando técnica y legalmente es imposible el compostaje que ni se nombra a lo largo de todos los pliegos) que no sea dándole candela pues en fin, probablemente no nos consideren tontos sino que ellos se han puesto de listillos para arriba un rato.

Lo que les pasa realmente es que después de darle vueltas y más vueltas al tema, después de haber enterrado el PTEOR de 2009 con no sé qué rollo del ‘residuos cero’ de Valbuena sin cumplir nada de lo que se proponían para separar más y mejor, para reducir y para compostar mediante el quinto contenedor (el tal Humberto dice que claro que eso es cosa de los ayuntamiento y no lo han hecho)… pues ahora se encuentran con el 90% de la basura recogida en masa y una normativa comunitaria que se les viene encima sin haber dado paso alguno para cumplir nada, con lo cual han considerado esas tremendas cabezas pensantes que lo mejor era tomarnos el pelo y colarnos una macro ‘instalación incineradora’ (definida así por la directiva de incineradoras y no por nosotros) después de haberlas prohibido expresamente en 2019 en tremenda declaración institucional en ese Cabildo.

Pero la cosa es que este jueves el pleno del Cabildo se ha plantado y le ha dicho al PSOE que tomaduras de pelo las justas y la licitación se ha ido al carajo con lo que no estamos mejor sino mucho peor porque ahora es que no hay nada. Lo de asumir responsabilidades por no haber afrontado una cosa como ésta, de tanta trascendencia y tan distinta a los planteamientos del PTEOR, con los mínimos consensos necesarios pues ya les digo yo que nada. El tal Humberto seguirá con lo de que él es más ecologista que nadie porque trabaja en Medio Ambiente (no es chiste sino que lo dijo por la radio) cuando nadie le ha pedido que sea ecologistas sino que tomaduras de pelo las justas y que cumpla con el PTEOR que aunque caducado es el único plan que hay. Los del PSOE seguirán diciendo que ellos están en contra de quemar basura cuando su propuesta es esa, con más o menos oxígeno en un primer momento pero por normativa comunitaria ‘instalación de incineración’ se ponga como se pongan por muchos químicos empleados de CEPSA que nos saquen en los periódicos.

Imagínense hasta qué punto estamos hablando de incineradoras, que son enemigas de la separación en origen porque la valorización material acabaría con su fuente de energía, que el pliego administrativo les garantiza mantener el flujo de residuos en masa para que no les falte en el futuro (las incineradoras necesitan garantizar los residuos conforme a su dimensionamiento inicial y de ahí que Mallorca esté importando residuos en la actualidad porque se pasaron de frenada) hasta el punto que les permitirían llegado el caso importar residuos ajenos al Complejo de Arico de otras islas o de donde sea necesario: «Se admitirán residuos ajenos a la citada red insular una vez cumplido el límite fijado o cuando se acredite adecuadamente que su adición al proceso es necesario por razones técnicas o de otra
índole».
 (Página 12 del disparatado pliego administrativo)

Este martes, no sé qué sentido tiene ya pero bueno, han convocado a la Comisión de Residuos que debieron haber puesto por delante en todo esto y no lo hicieron por fenómenos que son. Y, pese a habernos expulsado, nos han invitado y allí estaremos. Antes nos negamos a una convocatoria de no sé qué de colectivos promovida por el Cabildo porque queremos luz y taquígrafos en todo este disparate. Calladitos la boca porque en esa posición nos puso en su momento el PSOE y Podemos, al cambiar el reglamento, pero para ver cómo se retrata cada cual en un asunto de tanta gravedad y trascendencia para el futuro de esta tierra, con un PTEOR muerto y enterrado y en manos de completos irresponsables; que se autoproclaman como «más ecologistas que nadie porque trabajan en Medio Ambiente» (en mi vida había oído machangada más grande sobre todo si tenemos en cuenta que en este asunto concreto no ha habido colectivo ecologista alguno -nosotros no lo somos- que haya dicho esta boca es mía), la incineradora esta vez la ha parado, no se lo pierdan, Coalición Canaria, el PePe y lo poco que queda de Podemos en ese Cabildo. ¡Y pensar que las primeras camisetas del Foro contra la Incineración las pagó el PSOE allá por 2002 y ahora son ellos los que intentaron colarnos la macro incinerardora!

https://noincineraciontenerife.wordpress.com/

 


Documentación:


Artículos relacionados:

 

Resumen
Los sorprendentes cinco folios con los que el PSOE intentó colarnos una «instalación de incineración» de residuos en Arico
Nombre del artículo
Los sorprendentes cinco folios con los que el PSOE intentó colarnos una «instalación de incineración» de residuos en Arico
Descripción
«Se admitirán residuos ajenos a la citada red insular una vez cumplido el límite fijado o cuando se acredite adecuadamente que su adición al proceso es necesario por razones técnicas o de otra índole».
Autor