Que la parte material no sea prioridad en nuestras vidas

Rafael Lutzardo.

158

Rafael Lutzardo, periodista y escritor.
Rafael Lutzardo, periodista y escritor.

Siendo sincero, en varias ocasiones he visto la muerte de cerca. Una muerte, que en su intento de llevarme con ella lo único que ha conseguido ha sido darme más fuerzas para seguir viviendo. Así son las pruebas que me pone la vida, con el objetivo de ver hasta donde soy capaz de resistir. Sin duda, la vida es una carrera de resistencia, donde cada ser humano compite en su día a día por sobrevivir en unas circunstancias múltiples y variadas. Los años de la vida me van dando otro tipo de luz en la manera y forma de vivir. Es por ello, donde intento vivir adaptándome a las nuevas tecnologías y a los nuevos sistemas políticos que rodean al mundo actual. Mi compromiso con la vida, si se le puede llamar compromiso, es vivir muchos con calidad de vida. Sé que es mucho pedir, pero ya que lo hago que Dios quiera dármelo.

De la misma manera, reconozco que no es tarea fácil vivir el día a día, especialmente en un mundo que continuamente esta cambiando. No obstante, no me queda más remedio que ponerme al día si quiero estar preparado, informado y presto para lo que haga falta.

Por otro lado, la vida se compone de un organigrama muy complejo, una especie de crucigrama, donde tenemos que poner las cosas en orden. También, hay personas que viven a la deriva, especialmente aquellos inmigrantes que buscan una vida mejor fuera de sus respectivos países. Del mismo modo, y en muchas ocasiones, nos sentimos compositores de nuestros propios sueños e ilusiones. Soñar no cuesta nada, pero cuando despertamos y vemos cual es la verdadera realidad de nuestras vidas, nos damos cuenta que era muy distinta a nuestros sueños. Bueno, lo importante es estar vivo con los años que tengamos. Intuyo que todavía tengo que ver muchas más cosas sorprendentes en este mundo.

Mientras tanto, el mundo sigue su curso normal pese a las tragedias naturales de la vida, las guerras bélicas existentes y las pandemias que todavía faltan por llegar. Así es la vida del ser humano en la tierra. Cierto es, que la ciencia sigue avanzando, especialmente con respecto en algunas enfermedades como puede ser contra el cáncer. Sin embargo, las fábricas de los virus contagiosos siguen activas en algunos países del mundo. No descubro nada nuevo, si escribo que los seres humanos, junto con algunas especies de animales, somos conejitos de india. Así lo demostró en su momento la Covid-19. En definitivas, no seré yo el que pueda solucionar los problemas que acontecen el mundo actual. Eso recae en los valores morales y ético de las personas.  Debemos ser más humanos entre nosotros mismos y no tan detractores con nuestro propio planeta tierra.

Así pues, busquemos las alternativas que nos lleven al camino de la sensibilidad y evitar por todos los medios las guerras bélicas que solo consiguen muertes inocentes. Un pedazo de tierra y una frontera determinada no son motivos para asesinar a millones de personas. El poder y la ambición corrompen al ser humano, dejándole ciego de sensibilidad y humanidad. Es por ello, que sigo soñando por un mundo mejor, donde las personas sean más buenas y la parte material que no se prioridad en nuestras vidas.

                                                                         Rafael Lutzardo, periodista y escritor.


 

Resumen
Que la parte material no sea prioridad en nuestras vidas
Nombre del artículo
Que la parte material no sea prioridad en nuestras vidas
Descripción
Artículo de opinión de Rafael Lutzardo, periodista y escritor
Autor