Y el populismo llegó

Oscar Mojón

802
Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso. | @NunezFeijoo
Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso. | @NunezFeijoo

Después de lo visto y lo no visto, tras las consecuencias de los resultados del 28 de mayo, podemos afirmar que en España hay un frente común populista, el que forma el Partido Popular y el que presenta como su socio natural, VOX.

Feijóo, el nuevo líder del Partido Populista español, ha puesto a VOX a gobernar España. Habla de acabar con lo que siempre se ha definido en el PP como “ismo” cada vez que un socialista ha gobernado en este país. Ahora toca ir contra el sanchismo -dime de qué presumes y te diré de qué careces-, pero lo que ha conseguido Feijóo intencionadamente es que el populismo de los herederos del 23F, los del franquismo, los que salieron perdiendo sus privilegios dictatoriales tras la transición, 45 años después recuperen lo que habían perdido, como su identidad, la que en su momento denominaron Alianza Popular.

No nos confundamos, a Feijóo no se le puede acusar aun de feijoismo -de ayusismo puede que sí-, ya que no creo que las tenga todas consigo si no logra gobernar tras el 23J. Feijóo es puro populismo. A las alturas que estamos, a menos de un mes para las elecciones generales, nadie sabe qué es lo que piensa hacer si consigue gobernar. Nada se sabe de lo que piensa sobre España o, lo que es lo mismo, sobre economía, reforma laboral, paro, salario mínimo, pensiones, derechos sociales, desahucios, inmigración… solo se sabe que va a derogar, derogar y a derogar. Eso sí, si gobierna España con sus aliados de VOX, porque parece que el PP no conseguirá gobernar con mayoría absoluta.

Lo poco, poquísimo que se le ha escapado al PP por boca de Feijóo o de cualquiera de los mediocres (salvo escasas y honrosas excepciones) palmeros de los que se ha rodeado llenan de alegría a los de siempre, los que con Sánchez han tenido que transigir con mejoras laborales, sociales y económicas. Más que en ninguna otra ocasión, esta vez sí que viene el lobo para todos, aunque de forma especial para los mayores y personas LGTBI… La clase política, toda, no es de fiar, pero Feijóo mucho menos. Abascal, directamente, es sinónimo de peligro para la sociedad.

Feijóo o libertad. El PP, el nuevo inquisidor. Conciertos suspendidos e indignación en el PP de Murcia porque una cantante enseña los pechos1 durante un concierto en la fiesta del Orgullo: “un espectáculo irrespetuoso, carente de valores y erótico” alterando el “orden público, según el artículo 108”, dijo un inspector de policía enajenado a la cantante Rocío Sáiz. “Pídeme perdón o te vas esposada”. Y es funcionario público.

Todo pende de un hilo. El gallego, si no logra gobernar, dejará las puertas abiertas de par en par a la extrema derecha que lidera la ultra Ayuso, quizá, dentro del PP, la más sorprendida por el adelanto electoral pues ella, que en este último año ha sabido poner zancadillas a su jefe, esperaba regodearse de su triunfo electoral hasta final de año y, quién sabe, si Feijóo no creaba expectativas disputarle su puesto.

A Feijóo le va la vida en un suspiro. Si no gobierna tras el 23J ya le moverá la silla aquella que afirma que España es Madrid.

Oscar Mojón, opinador sin acritud.

1) La Policía obliga a la cantante Rocío Sáiz a cubrirse los pechos durante un concierto en el Orgullo de Murcia | elDiario.es – 25 junio de 2023. | https://www.eldiario.es/murcia/cultura/policia-obliga-cantante-rocio-saiz-cubrirse-pechos-durante-concierto-orgullo-murcia_1_10324985.html


Resumen
Y el populismo llegó
Nombre del artículo
Y el populismo llegó
Descripción
Artículo de opinión de Oscar Mojón, opinador sin acritud
Autor