“Si nos paga 1.000 euros, mañana mismo le atendemos”

Mercedes Placeres llega a afirmar que, tras ser informada, se le hace un último apunte indicándole que “si nos paga 1.000 euros, mañana mismo le atendemos en el Hospital San Juan de Dios”

1675
Mercedes Placeres Sabina, hija de la afectada. Manuel Expósito González. NOTICIAS 8 ISLAS.
Mercedes Placeres Sabina, hija de la afectada./ Manuel Expósito González.

Santa Cruz de Tenerife.- Ana María Sabina Molina, de 76 años de edad, es atendida, hace ya ocho meses, en el Hospital San Juan de Dios de Santa Cruz de Tenerife, tras ser remitida por su Centro de Atención Primaria por síntomas compatibles con un infarto de miocardio. Tras ser valorada en este centro hospitalario y detectada una deficiencia cardiaca, que apunta a la realización de un cateterismo o la colocación de un marcapasos como solución y, a la espera de determinar la fecha de las futuras pruebas clínicas que determinen el tratamiento adecuado, es remitida a su domicilio con tratamiento médico.

Según informa a noticias8islas.com su hija Mercedes Placeres Sabina, hasta la fecha de hoy (14 de abril) no ha sido citada para examen alguno por el centro hospitalario.

La medicación para la posible afección cardíaca le provoca problemas secundarios, por lo que su médico de Atención Primaria los retira.

Mercedes Placeres puntualiza que el 4 de marzo su madre es intervenida de pólipos en el estómago por gastroscopia en el mismo Hospital San Juan de Dios, estando aún hoy a la espera de los resultados del laboratorio para determinar la naturaleza y posible malignidad de los mismos, padeciendo actualmente graves trastornos digestivos, con dolores y náuseas. Le es casi imposible ingerir alimentos y ya es significativa la pérdida de peso de su madre.

Ana María Sabina Molina acude el domingo, 12 de abril, al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria derivada por su Centro de Atención Primaria y acompañada de su hija Mercedes Placeres, por encontrarse en mal estado de salud tanto por su corazón como por su estómago. Realizadas diferentes pruebas en previsión de un posible infarto, los facultativos del Servicio de Urgencias la remiten al Hospital San Juan de Dios para que al día siguiente (13 de abril) sea valorada nuevamente y tratada allí, ya que es el centro en el que lo ha sido durante los últimos meses.

El lunes, su hija Mercedes Placeres se persona en el hospital San Juan de Dios sin su madre ante la imposibilidad de ésta de desplazarse personalmente por su estado de salud. Mercedes es atendida por el equipo médico del centro al que expone la situación de su madre. Según informa Placeres a noticias8islas.com, el facultativo que la atiende le hace saber que en dicho hospital no pueden abordar la afección cardiaca de su madre, porque actualmente carecen de dicho servicio. Además, le comunica que del problema gástrico tampoco pueden atender a su progenitora argumentando la pandemia y el estado de alarma. El médico la remite a acudir este 14 de abril a su médico de Atención Primara para que determine los pasos que deben seguir a fin de que Ana María Sabina sea atendida de sus dolencias, según cuenta su hija.

Mercedes Placeres llega a afirmar que, tras ser informada, se le hace un último apunte indicándole que “si nos paga 1.000 euros, mañana mismo le atendemos en el Hospital San Juan de Dios”. Es decir, si acude como cliente privado y no como derivado de la Seguridad Social.