El Senado trata de evitar in extremis el “gratis total” a la importación de banana americana en España

Los senadores canarios Fernando Clavijo, Fabián Chinea y Asier Antona lideran una enmienda a la Ley de la Cadena Alimentaria de la que también participó Ciudadanos y apoyaron ERC, PNV e Izquierda Confederal

197
Plátano de Canarias. Cedida. NOTICIAS 8 ISLAS.
Plátano de Canarias./ Cedida.

Santa Cruz de Tenerife.- La Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Senado de España aprobó en el día de hoy el proyecto de ley de la Cadena Alimentaria. Una normativa tramitada por vía de urgencia durante la actual pandemia y con unos objetivos generales bien intencionados pero que cuenta, no obstante, con un grave problema de riesgo en la aplicación de algunos de sus preceptos que representarían, de hecho, un daño irreparable para la producción del Plátano de Canarias.

En concreto, se trata del establecimiento de la obligación de la fijación de un precio mínimo de venta para todas las transacciones y todas las categorías de plátanos por parte de las organizaciones de productores de plátanos de Canarias que, si bien resulta aparentemente positivo, en una realidad de mercado libre, sitúa al plátano de Canarias en la posición impuesta de “fuera de mercado”.

En este sentido, recientemente ASPROCAN dio a conocer a todos los grupos políticos de la Cámara las proyecciones de la aplicación de estos preceptos en los últimos cuatro años, cuyo resultado no es otro que la previsión de destrucción de decenas de millones de kilogramos de plátanos hasta alcanzar entre un 30% y un 40% de su producción. Esta destrucción innecesaria conduciría a dar vía libre a la importación de banana de terceros países, con un plátano incapaz de competir.

En respuesta a los efectos de la Ley, los senadores Fernando Clavijo (CC), Fabián Chinea (ASG) y Asier Antona (PP), así como el grupo de Ciudadanos, reaccionaron rápidamente apoyando un texto de enmienda. A esa propuesta se sumaron luego PNV, ERC e Izquierda Confederal.

La mayoría en el Senado incorporó durante su tramitación en la Comisión de Agricultura de esta mañana, una disposición adicional a la Ley de la Cadena Alimentaria que evita este grave riesgo, pero que aún debe ser refrendado en la sesión plenaria que se celebrará la próxima semana en la Cámara Alta y ratificado posteriormente a su vuelta por el Congreso de los Diputados.

Según declaraciones del presidente de ASPROCAN, Domingo Martín Ortega, “la Ley de la Cadena Alimentaria tiene muy buenos propósitos, pero efectos perversos dadas las características específicas de nuestro sector, con competencia 100% internacional y ajena a toda norma europea. La labor de dar a conocer esta circunstancia por parte de los senadores que han liderado esta iniciativa ha sido esencial para obtener el apoyo de la mayoría de la Cámara. Confiamos en que el Congreso acepte esta modificación pues no esperamos que actúe en beneficio de la banana, como sería en caso contrario”.