Santa Cruz de Tenerife recibe la visita de los niños y niñas saharauis

354
Foto de familia
Foto de familia en el Salón de Plenos./ Cedida
  • La alcaldesa de la capital tinerfeña, Patricia Hernández, recibió a un grupo de niños y niñas y a sus padres y madres de acogida y agradeció a la asociación que promueve este programa  la labor que realizan

Santa Cruz de Tenerife, 29 de julio de 2019. El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife acogió hoy lunes a un grupo de niños procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf que están pasando sus vacaciones en Canarias, gracias a la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui (ACAPS) y dentro del programa de acogida Vacaciones en paz para niños saharauis.

Al encuentro también se sumaron un grupo de padres y madres de acogida e incluso un abuelo de acogida que no quiso perderse la visita al Ayuntamiento capitalino.

La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, les dio la bienvenida y agradeció a la ACAPS esta iniciativa “y el papel fundamental que juegan las familias que acogen a los niños”.

Patricia Hernández conversó con varios niños y niños para conocer sus impresiones en estas sus primeras vacaciones en nuestra isla y se interesó también por los padres y madres de acogida, preguntando acerca de cómo es la integración de los pequeños y pequeñas.

Como presidenta de la Corporación santacrucera, Patricia Hernández, hizo entrega a los niños y niñas de unos recuerdos de su visita y les deseó que pasaran las mejores vacaciones posibles.

El delegado del Frente Polisario en Canarias, Hamdi Mansour, y el presidente de la ACAPS, Alberto Negrín, estuvieron en esta recepción y agradecieron al Ayuntamiento la ayuda que presta esta institución al pueblo saharaui

La Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui es una ONG dedicada al apoyo a las poblaciones del Sáhara Occidental. Entre sus actividades destaca el programa Vacaciones en Paz, un proyecto de acogida temporal de menores saharauis que se desarrolla durante los meses de julio y agosto. Hace posible que niños y niñas de 8 a 12 años salgan de los campamentos de refugiados de Tinduf y viajen a España y otros países, acogidos por familias y campamentos de verano. Esta acogida constituye como una forma de canalizar ayuda humanitaria a las poblaciones del Sáhara.