Relanzar Santa Cruz, crear empleo y la atención social pilares, del nuevo gobierno municipal

Los 14 firmantes de la moción de censura a Patricia Hernández consideran que la capital tinerfeña se halla estancada, con un gobierno en minoría, carente de responsabilidad en la toma de decisiones y alejado de la ciudadanía

176
Rueda de prensa ofrecida a la salida de la presentación de la moción de censura en el Ayuntamiento. Manuel Expósito. NOTICIAS 8 ISLAS.
Rueda de prensa ofrecida a la salida de la presentación de la moción de censura en el Ayuntamiento./ Manuel Expósito.

Santa Cruz de Tenerife.- Catorce de los 27 concejales del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife han presentado hoy, lunes 29, ante el registro municipal la moción de censura para la destitución de la alcaldesa, Patricia Hernández, por el estancamiento que sufre el municipio, con un gobierno minoritario, carente de responsabilidad en la toma decisiones y alejado de la ciudadanía. El texto incluye como candidato a la Alcaldía a José Manuel Bermúdez, con el apoyo de los grupos de Coalición Canaria-PNC, Partido Popular, encabezado por su portavoz, Guillermo Díaz Guerra, y la concejala de Ciudadanos Evelyn Alonso.

Presentación del registro de la moción de censura ante el Secretario del Ayuntamiento./ Trino Garriga.
Presentación del registro de la moción de censura ante el Secretario del Ayuntamiento./ Trino Garriga.

La iniciativa presentada tiene como fin “llevar a cabo un proyecto político y social en nuestro municipio que sea capaz de recuperar la estabilidad institucional y devolver a Santa Cruz los índices de prosperidad alcanzados en mandatos precedentes”, tal y como recoge el documento. En este sentido, la nueva mayoría municipal hará posible la conformación de un grupo de gobierno con más preparación, ganas y experiencia, que trabajará desde el respeto a sus compromisos electorales, con lealtad a la oposición y al servicio de toda la ciudadanía.

En esta línea, los firmantes afirman que centrarán su acción de gobierno en el relanzamiento de la capital tinerfeña, la creación de empleo y la atención social a las familias más necesitadas.

La alternativa, que suma más voto en torno a CC-PNC y el PP que al PSOE y Podemos-IUC, se argumenta en una decena de hechos reprochables a la actual alcaldesa y su grupo de gobierno. Entre ellos se destaca la “parálisis evidente” del consistorio y su reflejo en el “progresivo estancamiento” que padece el municipio, fruto de la falta de liderazgo de Hernández, incapaz de dirigir un gobierno carente de agenda para el desempeño de su gestión.

A la falta de representatividad de la alcaldesa se suma la debilidad del pacto que la ha sustentado, más aún tras la dimisión de uno de sus concejales, cuando la crisis derivada del coronavirus exige contar con un gobierno municipal fuerte.

Lejos de haberse producido el cambio que propugnaba hace un año, en la gestión de la alcaldesa han primado la improvisación y los intereses partidistas, “por encima de las necesidades ciudadanas, como llegó a denunciar el edil dimitido”, se indica en el escrito.

La ralentización de infraestructuras gestionadas en el pasado mandato, pese a la solvencia financiera del consistorio, y el abandono de instalaciones y servicios públicos han agravado esta situación, igual que la manifiesta irresponsabilidad en la toma de determinadas decisiones. Así, se recuerda el pasado Carnaval, “cuando la alcaldesa llegó a poner en riesgo la seguridad de la población, al saltarse las recomendaciones de la alerta del Gobierno de Canarias ante el peor episodio de contaminación atmosférica de los últimos cuarenta años”.

Los firmantes de la moción denuncian, asimismo, la aplicación de prácticas arbitrarias y oscurantistas, cuyo ejemplo más reciente ha sido la designación de un determinado cargo directivo, no solo saltándose las normas y primando los intereses partidistas sino impidiendo, además, el acceso a expedientes administrativos.

El creciente déficit de participación ciudadana -tras un año de gobierno, siguen sin constituirse los tagorores de distrito- y el estancamiento que sufre Santa Cruz, tanto en su dinamismo económico y empresarial como en la vertiente social y cultural agravan esta situación. Ello tiene que ver con la “sumisión” que caracteriza a la alcaldesa en su relación con otras administraciones y su “nula capacidad de diálogo con la ciudadanía, los sectores económicos y sociales y los partidos políticos que conforman la oposición”.

Un cambio en la gestión municipal

Por todos los motivos expresados, “los ciudadanos de este municipio demandan un cambio de gestión municipal en nuestra ciudad que no podemos obviar ni un minuto más”, se señala en la moción, que también esboza el programa de gobierno alternativo, sobre dos pilares fundamentales: La generación de condiciones que posibiliten el relanzamiento económico de la ciudad y la creación de empleo y la adecuación de los medios necesarios para una atención social más directa, eficaz y justa.

El programa se estructura en seis ejes: Programa de atención inmediata en Acción Social; Programa de Reactivación Económica y Empleo; adaptación del Presupuesto General de la Corporación y eficiencia interna; Planificación Urbanística y desarrollo de la Ciudad, con la aprobación y entrada en vigor de un Plan General de Ordenación (PGO) dotado de la seguridad jurídica necesaria; Sostenibilidad y Medioambiente y Seguridad.

En este último apartado, se hace hincapié en que acontecimientos sanitarios como el de la calima, en febrero pasado, o el de la Covid-19 evidencian la necesidad de revisar y actualizar los protocolos existentes, a través de los planes de emergencia municipal.

La adaptación del presupuesto a la nueva realidad, con la revisión de las previsiones de ingresos y gastos, garantizando liquidez suficiente para el pago a proveedores y el incremento del gasto social para los sectores de población más castigados por la crisis, sobresale entre las premisas de la nueva acción de gobierno. Además, se incluye el compromiso para la defensa de los servicios e infraestructuras municipales (comunicación, deportivas, aparcamientos, edificios culturales, históricos y patrimonio de la ciudad…), a través de una gestión eficiente que garantice su adecuado funcionamiento Igualmente, se plantea el uso adecuado de los recursos disponibles, gracias al ahorro, eficacia y esfuerzo de mandatos anteriores, junto a los remanentes de tesorería, explorando además la capacidad de endeudamiento para conservar parte de la inversión.

Asimismo, los firmantes destacan la aplicación de la Agenda 2030, a través de la sostenibilidad, la administración electrónica, el gobierno abierto y la transparencia y el medio ambiente, entre otros compromisos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here