Presentado el Pacto Verde Local con 1.000 millones de inversión y 15.000 empleos en los próximos 10 años

El alcalde, Augusto Hidalgo, ha presentado este martes un ambicioso plan de medidas para que la ciudad genere riqueza de la mano del medio ambiente

399

Las Palmas de Gran Canaria.- El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria invertirá más de 1.000 millones de euros durante los próximos diez años en el Pacto Verde Local, que supondrá la mayor movilización de recursos de la historia de la ciudad para generar 15.000 puestos de trabajo e impulsar la transición ecológica desde el ámbito local.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha presentado este martes un plan de medidas concretas para adaptar la ciudad a los nuevos retos que supone avanzar hacia un desarrollo sostenible y una economía descarbonizada, al mismo tiempo que se mejore la calidad de vida de todos los vecinos y vecinas del término municipal.

El primer edil ha señalado que “el Pacto Verde Local, al igual que la reconstrucción verde que se impulsa desde la Unión Europea para hacer frente a la COVID-19, supone una oportunidad para mitigar los efectos del cambio climático, generar crecimiento y crear miles de empleos dando la mano al medio ambiente” al mismo tiempo que ha destacado que “el plan está alineado con el Acuerdo Verde Europeo que marcará la nueva estrategia de desarrollo económico”.

“La transformación debe impulsarse desde las ciudades y debe ocupar un lugar prioritario porque la historia demuestra que cualquier gran cambio en la sociedad tarda una generación, por lo que si no actuamos ahora estamos condenando nuestro futuro, pues la crisis climática es imparable”, ha añadido.

En este sentido, el Ayuntamiento plantea abordar la transformación en toda la ciudad durante los próximos diez años desde varias líneas de actuación con el objetivo de reducir la contaminación, cohesionar los barrios y con una inyección de las inversiones públicas por medio de iniciativas verdes y proyectos de urbanismo sostenible como los que ya se están ejecutando en la ciudad.

El alcalde ha señalado que una de las prioridades del Pacto Verde Local es rebajar un 40% las emisiones contaminantes en la atmósfera hasta 2030, “un objetivo en el que llevamos trabajando desde hace cinco años con medidas como la creación de espacios saludables, la apuesta por la movilidad sostenible y el aumento de la masa vegetativa, que se está incrementando más que nunca”.

La ampliación de las zonas verdes es uno de los grandes hitos del Pacto Verde Local, con el que el Ayuntamiento busca introducir 50.000 nuevos árboles durante los próximos en todos los distritos, mejorando la calidad de vida de sus habitantes creando nuevos entornos naturales.

La apuesta medioambiental del Consistorio recoge asimismo la introducción del denominado IBI solar, que permitirá bonificar hasta un 50% la instalación de placas solares en hogares y empresas, o la implementación del Plan de Acción contra el Ruido para reducir la contaminación acústica en el municipio.

Hidalgo ha señalado que algunas de las actuaciones del Pacto Verde Local ya están ejecutadas o están en proceso, como el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) 2030, en el que se enmarca el Plan Director de la Bicicleta o la implantación de la MetroGuagua, con más de 100 millones de inversión, siendo la capital el único municipio de Canarias que cuenta con una estrategia para planificar la movilidad con criterios de sostenibilidad y eficiencia, reduciendo las emisiones de C02.

El alcalde ha afirmado que el Gobierno local trabaja asimismo en la creación de recorridos peatonales y accesibilidad vertical para cohesionar la ciudad y fomentar una ciudad activa, al mismo tiempo que ha destacado el fomento del deporte, que cuenta con una inversión histórica de más de 30 millones de euros para renovar y crear infraestructuras facilitando el acceso a todos los barrios.

Modernización de la gestión de residuos

La modernización en la gestión de los residuos es otra de las grandes apuestas medioambientales del Consistorio, que instaurará el denominado quinto contenedor para desechos orgánicos, que suponen el 40% del total de los que se generan en los hogares; la introducción de la figura del operario de proximidad o la implementación de un proyecto piloto de recogida puerta a puerta.

“El objetivo es fomentar la energía circular y ofrecer un servicio público más eficiente y adaptado a las demandas del siglo XXI, que van más allá de recoger los residuos y que puede suponer una oportunidad desde el punto de vista económico”, ha recalcado Hidalgo.

La renovación de la red de saneamiento y abastecimiento para mejorar el alcantarillado de la ciudad y el tratamiento del agua es otra de las actuaciones que se impulsarán desde el Ayuntamiento, con un nuevo plan de infraestructuras hidráulicas que canalizará 680 millones de euros. “Se trata de uno de los elementos más determinantes del Pacto Verde Local”, ha dicho el alcalde, que ha afirmado que “en estos momentos es más necesario que nunca que la ciudad tenga unas infraestructuras que garanticen la estabilidad medioambiental y favorezcan el ciclo integral del agua, un bien cada vez más escaso”.

Augusto Hidalgo ha destacado que el Gobierno municipal está trabajando para captar fondos tanto del Programa de Recuperación Europeo Next Generation, como del Marco de Financiación Plurianual de la Unión Europea, que destinará 373.000 millones de euros a proyectos verdes hasta 2027. En este sentido, ha señalado que “Las Palmas de Gran Canaria se encuentra en una posición privilegiada para atraer nuevas inversiones, tanto públicas como privadas, lo que permitirá obtener el mayor número de fondos para mejorar la vida de los ciudadanos”.

El plan será trabajando en conjunto con los agentes sociales y económicos de la ciudad, ya que para este cambio hace falta la implicación de todos y todas.

En el acto, celebrado en el Centro de Recursos Ambientales El Pambaso, también han estado presentes los concejales de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Belén Hidalgo, de Economía y Hacienda, Encarna Galván, y de Participación Ciudadana, Prisco Navarro.

El Ayuntamiento habilita cuatro mercadillos de flores en los cementerios de la capital para la festividad de Todos los Santos

Las Palmas de Gran Canaria, martes 27 de octubre de 2020.- La Concejalía de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha autorizado, mediante una resolución, la celebración de cuatro mercadillos de flores entre los días 30 de octubre y 1 de noviembre en la capital.

La venta de flores en los accesos de los cementerios de la ciudad es una tradición de la celebración de la festividad de Todos los Santos el próximo 1 de noviembre. La finalidad de estos enclaves es la de potenciar servicios adicionales a todos aquellos ciudadanos que cada año se acercan a realizar sus ofrendas.

Asimismo, la tradición de ejercer la venta ambulante de las flores en estas fechas contribuye a facilitar a los productores la comercialización directa de sus productos. Por todo ello, se montarán un total de 16 puestos de venta de flores repartidos de la siguiente manera: 7 puestos en el cementerio de San Lázaro, 2 en el de Tafira, 3 en el de Las Palmas y 4 en el del Puerto.

Los horarios y días en los que se desarrollará esta actividad serán el viernes 30 octubre de 7:00 a 17:30 horas, y el sábado 31 de octubre y el domingo 1 de noviembre entre las 7:00 y las 19:00 horas.

El área de Desarrollo Local del Consistorio capitalino elaboró un Plan de Seguridad y un Plan de Prevención de Contagios que trasladó el pasado día 6 de octubre a la Dirección del Servicio Canario de Salud para su autorización, siendo estimada de forma positiva la solicitud la semana pasada.

Durante el desarrollo del Mercadillo y para garantizar todas las medidas de seguridad y sanitarias, deberán adoptarse una serie de medidas. Así, no se podrán producir aglomeraciones de más de 10 personas en ninguno de los puestos. Además, los asistentes deberán mantener en todo momento la distancia de seguridad.

De la misma forma, está prohibido cantar, gritar, fumar, consumir bebidas alcohólicas, compartir materiales o cualquier tipo de contacto físico entre no convivientes. Todas las personas de seis años en adelante deberán hacer uso de la mascarilla obligatoria, con independencia del mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal.

Asimismo, cada puesto deberá asegurar su cerramiento lateral y realizar, al menos dos veces al día, una limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes como mostradores y mesas u otros elementos de los puestos.

Además, deberá haber, a disposición del público y de los trabajadores, dispensadores de geles hidroalcohólicos y papeleras para depositar materiales desechables. Los puesteros promoverán también el pago con tarjeta.

Por último, se recuerda que la celebración de estos mercadillos estará condicionada, en todo caso, a la situación epidemiológica de la isla, debiendo suspenderse la celebración de los mismos en el caso de que Gran Canaria pase a estar calificada como isla de alta transmisión (semáforo rojo).