El PP, alerta que la pasividad de la consejera puede llevar a un paro de la sanidad canaria

Los populares han puesto de manifiesto que el continuo retraso en la Oferta de Empleo Público (OPE) del Servicio Canario de Salud está incrementando el descontento del personal sanitario con los actuales rectores de la sanidad canaria

380
Hospital Universitario de Canarias
Hospital Universitario de Canarias./ Manuel Expósito

Santa Cruz de Tenerife.- El portavoz del PP en la comisión de Sanidad del Parlamento de Canarias ha señalado que “el continuo retraso en la convocatoria de la mesa sectorial de Sanidad, muestra el bloqueo, parálisis y dejación del SCS para poner en marcha unas oposiciones esperadas por más de 7.000 profesionales de la sanidad pública canaria.

Así las cosas, el PP “alerta que esta pasividad está sembrando el descontento que puede llevar a un paro de la sanidad canaria”, ha indicado, Miguel Angel Ponce.

Para el PP, es “significativo que lo que estaba ya negociado previamente con los profesionales sanitarios como eran las reglas de juego de esta convocatoria opositora ahora no lo estén para la consejera de Sanidad”.

Los populares “vemos con preocupación que los nuevos rectores de la sanidad autonómica se plateen reiniciar de nuevo los estudios de viabilidad de esta (OPE) cuando todo estaba cerrado y consensuado con los representantes de los trabajadores sanitarios”.

Al respecto, el PP recuerda que el sector lleva una década sin consolidar sus plazas y con tasas de atemporalidad no aceptables con una “interinidad que afecta a la calidad del servicio que reciben los usuarios y que pueden llevar a un colapso prolongado de la sanidad autonómica”.

Por otro lado, Miguel Angel Ponce considera necesaria una (OPE) de consolidación con un acuerdo transversal que tenga el acuerdo de los representantes de los trabajadores para evitar que profesionales con 10 o 15 años de antigüedad y experiencia en puestos sanitarios de nuestros hospitales puedan quedarse fuera de la convocatoria de empleo público.

Así las cosas, el empecinamiento de los responsables del SCS en poner en marcha una convocatoria centralizada, rompe primero con los acuerdos acordados anteriormente con los sindicatos y segundo ponen en peligro la estabilidad profesional de miles de interinos que están a la espera de poder consolidar su puesto de trabajo.

Para el PP, el estreno del nuevo equipo socialista en una consejería de las consideradas sensibles no ha hecho sino que sembrar más caos donde tendría que haber habido mayor consenso.

El diputado autonómico, recuerda que la (OPE) paralizada afecta en su totalidad a 7.198 plazas de las que 1.039 corresponden a facultativos, especialistas de área para 44 especialidades, a 527 médicos en medicina familiar y comunitaria, 1.064 auxiliares de enfermería y 664 al grupo de auxiliares administrativos, entre otras categorías profesionales.