Ofensiva canaria para la protección de sus aguas territoriales españolas

El Gobierno de Canarias traslada su contundencia de que "las aguas canarias no se tocan"

319
Margarita Robles, ministra de Exteriores en funciones. Cedida. NOTICIAS 8 ISLAS.
Margarita Robles, ministra de Exteriores en funciones./ Cedida.

Santa Cruz de Tenerife.- El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha contactado hoy con la ministra de Exteriores en funciones, Margarita Robles, a quien ha trasladado “la contundencia del Gobierno de Canarias en la defensa de las aguas canarias”, ha dicho Torres, tras la aprobación de dos leyes en la comisión de Exteriores del Parlamento de Marruecos que delimitan sus fronteras marítimas con España (Canarias) y Mauritania.

Esta conversación se programó para el día de hoy, después de que Ángel Víctor Torres trasladase ayer su preocupación al presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez. También en el día de ayer Torres se puso en contacto con responsables del ministerio de Exteriores que todavía no disponen de un documento oficial – un mapa cartográfico – con las nuevas delimitaciones que ha establecido el Parlamento marroquí este lunes. Al respecto, el presidente canario aseguró que “a día de hoy no se ha remitido una propuesta oficial por parte del gobierno de Marruecos al Gobierno de España”.

La ministra Robles le ha trasladado al presidente Torres que ya se han puesto en contacto con la Embajada de Marruecos en España y con el Gobierno alauí, al que se ha comunicado que “ninguna decisión unilateral que afecte a nuestras fronteras va a ser aceptada por España”, apuntó Torres. El presidente de Canarias ha insistido en esa conversación en “la contundencia del Gobierno de Canarias de que las aguas de las islas no se tocan”. Torres advirtió que ningún estado puede tomar decisiones sobre los límites fronterizos sin contar con el acuerdo del país vecino y que “si en los planteamientos de Marruecos se rozara tan siquiera un milímetro de las aguas canarias, va a haber una oposición decidida y firme tanto por parte del Gobierno de las Islas como por el Gobierno de España”, aseguró.

En la misma línea de defensa de las fronteras marinas se han manifestado Román Rodríguez, vicepresidente del Gobierno de Canarias, consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, quien apuntó que “el Gobierno de España debe garantizar la integridad de las aguas, sin perjuicio de todas aquellas medidas que se puedan adoptar en función de los acuerdos internacionales, en concreto del artículo 15 de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”. Además el vicepresidente declaró que “este es un ejemplo de la política de hechos consumados de Marruecos, que afecta a las aguas canarias y a los territorios ocupados del Sáhara Occidental”.

El presidente Torres quiso dejar claro hoy, en declaraciones ante los medios de comunicación, que “para rodar las líneas fronterizas se tendría que dar un acuerdo entre ambas partes. En caso contrario estas propuestas quedan sin efecto”, concluyó.

Cs pide la comparecencia de Robles para que explique las gestiones que están realizando para garantizar la protección de las aguas territoriales en Canarias

Ciudadanos (Cs) ha solicitado este miércoles la comparecencia en el Congreso de los Diputados de la ministra en funciones de Exteriores, Margarita Robles, para que “dé explicaciones sobre las gestione que está llevando a cabo el Gobierno de España para garantizar la protección de las aguas territoriales españolas en Canarias”.

En este sentido, la formación ha asegurado que “es innegociable el estatus de las aguas que afectan a Canarias”, puesto que de ello depende en buena medida “el bienestar y la economía de las islas y de sus ciudadanos”.

Por todos estos motivos, el grupo parlamentario Ciudadanos (GPCs) ha exigido al Gobierno de España que explique “las acciones que está realizando para que se respete el acuerdo bilateral entre España y Marruecos que rige las aguas territoriales en Canarias”.

“El Gobierno tiene que guiarse por la legalidad, y defender las aguas territoriales de nuestro país en Canarias frente a los intentos de Marruecos de ampliar su soberanía utilizando de forma ilegal el territorio del Sáhara Occidental”.

“Las buenas relaciones con Marruecos no pueden ser excusa para mirar para otro lado”, han insistido desde Ciudadanos.

Y han añadido que “se está poniendo en riesgo la soberanía de España sobre sus aguas territoriales y sus recursos naturales”.

Asimismo, la portavoz del GPCs, Inés Arrimadas, ha registrado una pregunta en la Cámara Baja, para la cual ha solicitado respuesta por escrito, en la que ha pedido a la ministra en funciones que explique, además de las medidas que se van a tomar, si tiene previsto “mantener conversaciones bilaterales con su homólogo marroquí para que la solicitud de ampliación de aguas territoriales del Reino de Marruecos no se solape con las aguas territoriales españolas en las Islas Canarias”.

Además, Ciudadanos ha pedido a Robles que informe sobre por qué “no se trató este asunto en las reuniones que el ministro Burita mantuvo el pasado mes de noviembre con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y con el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell”; y sobre “si tiene previsto su gobierno presentar alegaciones ante el Tribunal Internacional del Derecho del Mar para que se respete la legalidad internacional, y que el Reino de Marruecos no pueda utilizar así las aguas territoriales del Sáhara Internacional como propias”.

NC se activa en el Congreso y en el Parlamento contra la decisión unilateral alauita de ocupar territorio canario

Nueva Canarias (NC), ante la gravedad de los acontecimientos, se ha activado, en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento de Canarias; contra la decisión “unilateral” de Marruecos de ocupar territorio canario. El diputado en la Cámara Baja Pedro Quevedo ha exigido decisiones al Ministerio de Asuntos Exteriores ante la ONU, incluida la denuncia por apropiarse de las aguas del Sáhara Occidental. El portavoz parlamentario en el Legislativo y Coordinador Territorial, Luis Campos, ha hecho un llamamiento a la unidad de acción en torno a una resolución u otro tipo de pronunciamiento consensuado entre todos los grupos canarios. Una propuesta paralela a la petición de comparecencia y una pregunta oral al Gobierno de progreso, registradas hoy para pleno, con el fin de explicar las medidas que prevé adoptar el Ejecutivo estatal y canario sobre las dos leyes aprobadas por la cámara de representantes alauita para delimitar su espacio marítimo.

Los nacionalistas progresistas no han dudado al expresar su “más enérgico rechazo” a la decisión unilateral del reino aluita que, aunque “carente” de legalidad, ahonda en la política de “hechos consumados” practicada por el país vecino. De esta manera han expuesto Luis Campos y Pedro Quevedo la “extraordinaria preocupación” suscitada en el seno de NC ante la “conflictiva” decisión de Marruecos, que presenta tres vertientes, “cada cual más alarmante por no respetar” a Canarias, al Estado español y al pueblo saharaui, criticaron.

Se refirieron a las consecuencias geoestratégicas, a las implicaciones económicas derivadas de las importantes reservas de minerales del fondo marino afectado, muy apreciadas en las industria de la tecnología digital; y por la “ocupación, de facto”, de las aguas del Sáhara Occidental.

Pedro Quevedo anunció la formulación de diversas preguntas al Ministerio de Asuntos Exteriores, que se registrarán en el Congreso. El diputado nacionalista cree necesario saber si el Ejecutivo estatal fue informado de las intenciones de la cámara de representantes marroquí. En “cualquier caso”, el congresista considera obligado esclarecer si se tiene conocimiento de la delimitación cartográfica que implica esta decisión, “singularmente” en los referido al archipiélago canario. Quevedo alberga la sospecha de que una “amplia” área del territorio canario puede haber sido incluida por Marruecos en su zona económica exclusiva.

Para Quevedo, tal y como expresa en otro de sus requerimientos a Asuntos Exteriores, España debe emprender acciones ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para “denunciar” la decisión “contraria” a lo establecido en la Convención sobre el Derecho del Mar de Montengo Bay de 1982. Con la misma rotundidad reclamó a Madrid la delimitación “definitiva” de la mediana entre las costas de Canarias y el país alauita y que se denuncie el “nuevo” intento de este país de “apropiarse” de las aguas de los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

En paralelo, los diputados en el Parlamento de Canarias han registrado dos iniciativas para pleno. Una comparecencia y una pregunta oral al Ejecutivo para exponer las medidas analizadas en coordinación con la Administración estatal.

No obstante, Luis Campos hizo hincapié en la necesidad de que Canarias mantenga la unidad de acción. El portavoz parlamentario hizo un llamamiento a todos los grupos de la Cámara para que, a través de una resolución o de otro pronunciamiento a considerar por la Mesa y la Junta de Portavoces, el Legislativo adopte una postura común.