La nueva moda social se llama okupas

Rafael Lutzardo

108
Desalojo de vivienda ocupada en Santa Cruz de Tenerife. | © Manuel Expósito.
Desalojo de vivienda ocupada en Santa Cruz de Tenerife. | © Manuel Expósito.

Rafael Lutzardo, periodista y escritor.
Rafael Lutzardo, periodista y escritor.

El tema de los okupas en este país se ha convertido en noticia de actualidad en los últimos años. Ya no puedes ir a trabajar tranquilo o salir de vacaciones porque cuando llegas a tu casa te encuentras con la sorpresa desagradable de ver como la cerradura de la puerta ha sido manipulada y cambiada por unos okupas. Sin duda, las reacciones de los propietarios afectados son múltiples y diferentes, pero con la salvedad que deberás de tener mucho cuidado como actúe ante los infractores que de alguna manera están cometiendo un delito de allanamiento de morada. Pese a ello, intentar desalojarlo por la fuerza implica que el delito lo esta generando el propietario de la casa. La Justicia en España es muy compleja y en muchas ocasiones difícil de comprender, pues no siempre actúa con las mismas reglas ante un mismo delito catalogado como allanamiento de morada.  Lo cierto es, que el propietario de una vivienda no las tiene todas consigo a la hora de defender sus derechos ante la ocupación de este tipo de allanamiento de morada. Por supuesto, para eso tendrá que contar con la Ley, pero se da el caso que esa Ley, en muchas ocasiones, es lenta, motivando que los perjudicados comiencen un carrusel de desesperante en denuncias y trámites de documentación para demostrar que son los dueños de esas viviendas invadidas por esos determinados intrusos. Por tal motivo, todo ese problema para las partes afectadas puede durar, días, semanas, meses y años. ¿Qué dice la Ley al respecto?

Artículo 202.

1. El particular que, sin habitar en ella, entrar en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.

2. Si el hecho se ejecutare con violencia o intimidación la pena será de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses. Así pues, y aunque la Ley se pronuncie al respecto, cuando se produce una ocupación ilegal, al propietario de la vivienda no le queda otra opción que acudir a la justicia, con los costes y el largo proceso que eso supone.

Lo cierto es, que actualmente no puedes abandonar tu hogar, aunque te vayas de vacaciones fuera de tu isla o de cualquier lugar de España, porque al regreso te puedes encontrar con una familia de okupas en tu hogar. ¿Cuál sería tu reacción? Eso no se sabes, pues cada persona tiene su forma de pensar y de actuar ante las adversidades de la vida. Lo más normal sería ponerlo en conocimiento de las autoridades competentes y a partir de ahí, que sean las leyes las que se pronuncien a través de la vía democrática. Así pues, una nueva moda social se ha implantado en nuestro país; ocupando viviendas que no son suyas. Un allanamiento de morada que aparecer y según quienes las invadan, tienen ciertos derechos. Por lo tanto, hoy fui hacer algunas diligencias personales a la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. ¿Con quién puedo encontrarme cuando llegue a mi casa?

                                                                                               Rafael Lutzardo. Periodista y escritor.

 

Resumen
La nueva moda social se llama okupas
Nombre del artículo
La nueva moda social se llama okupas
Descripción
Artículo de opinión de Rafael Lutzardo, periodista y escritor
Autor