Los otros héroes: enseñanza y tecnología

1189
Félix Fariña Rodríguez. Cedida. NOTICIAS 8 ISLAS.
Félix Fariña Rodríguez./ Cedida.

Las circunstancias de estos días han provocado que la educación y la tecnología tengan que ir de la mano y que mutuamente se pongan a prueba. Desde el mismo día que comenzó el aislamiento social, los profesores que desarrollaban enseñanza presencial empezaron a pensar y a prepararse para continuar su trabajo de forma online, pero ahora como única forma posible. Algunas herramientas -las herramientas de enseñanza virtual pensadas para el apoyo a una docencia presencial-, se colapsaron desde el primer momento. Pero lejos de desanimarse, buscaron alternativas para salir adelante y lo están logrando. Unos más, otros menos, lo están haciendo con sus propios medios: con su ordenador y cámara web; desde la intimidad de sus hogares; con su conexión a Internet y su recibo de la luz. Además, están modificando el formato de los contenidos para hacerlos llegar online e ideando y cambiando la forma para poder evaluar los conocimientos adquiridos.

Afortunadamente, también algunos proveedores, como Google, han reaccionado y han creado o han abierto plataformas para que sus herramientas de enseñanza virtual puedan ser usadas gratuitamente mientras dure la crisis sanitaria del #Covid19 que nos asola. Véase https://teachfromhome.google/intl/es/

A todo esto, el alumnado y las familias en el otro lado, tampoco lo tienen fácil. Se necesitan medios que algunos no tienen o que no están al alcance de todos, aunque sea una simple conexión a Internet. A día de hoy, Internet sigue siendo de pago; un Internet que aún no ha terminado de desplegarse por completo. El Estado debería impulsarla para llegar a donde los operadores, por rentabilidad, no lo han hecho. Esa ausencia de “Banda Ancha”, por el motivo que sea, se llama #BrechaDigital y hay un sector importante de la población que la padece. La brecha digital es otra forma de exclusión social, como lo es no tener trabajo o no tener hogar o formación… Sin ánimo de profundizar más, hago una reflexión: si para el Estado la educación a ciertos niveles es universal y gratuita, ¿por qué no lo es el acceso a la #SociedaddelConocimiento? ¿por qué no un Internet básico gratuito?

Confiemos en que cuando termine esta situación que estamos viviendo, se reconsidere y se apoye sin ambages al sistema educativo y a los docentes y que ese apoyo se haga en todo su espectro, desde la etapa infantil hasta el posgrado universitario. Necesitamos que se les valore, pero no solo por la Administración del Estado, sino también por la sociedad en su conjunto. Debemos exigir que esto sea lo importante, que sea lo prioritario y que, por ejemplo, deje de ser prioritario las prisas por aprobar una nueva ley de Educación cada vez que hay un cambio de Gobierno.

Asimismo, es necesario que se dote con los medios tecnológicos y con recursos al sistema educativo. Espero que la experiencia triste y dolorosa que estamos viviendo también ayude a que valoremos y pensemos en la tecnología y en los tecnólogos como una herramienta valiosísima e imprescindible para transformar la forma cotidiana de transmitir el conocimiento. La tecnología es garantía de futuro y de sostenibilidad. Así las cosas, deberíamos valorar y apoyar decididamente la teleformación y el teletrabajo en su justa medida.

La sociedad a veces es muda en sus agradecimientos, pero creo que todos valoramos a estos otros héroes anónimos que por responsabilidad, profesionalidad, vocación, compromiso -y en muchos casos sin la formación ni los medios necesarios-, se han adaptado o intentan adaptarse para conseguir que el conocimiento siga fluyendo y llegue a todas partes. Lo hacen para que los alumnos no pierdan el curso, sobre todo los que cursan ESO, Ciclos, Bachillerato y Universidad. Los profesores continúan también, para que los que, con escasos recursos económicos vieron en la formación una manera de mejorar, no vean ahora como el trabajo y esfuerzo personal que venían realizado hasta antes de la crisis sanitaria, se diluye en la nada.

Para las familias, alumnado, profesoras y profesores debe ir nuestro reconocimiento y agradecimiento. En estas difíciles circunstancias, estos colectivos están haciendo un esfuerzo para, entre todos, asegurar el futuro de nuestra Isla.

                                                  Félix Fariña Rodríguez                                                                                   Profesor asociado a la Universidad de La Laguna                                  Consejero de CC-PNC en el Cabildo del Tenerife