Las compañías niegan un presunto fraude en las tarifas aéreas

Comunicado de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) donde niegan, según su criterio, un presunto fraude en las tarifas aéreas a residentes en los vuelos Canarias-Península

598
Sala de espera Tenerife Norte./ © Manuel Expósito
Sala de espera Tenerife Norte./ © Manuel Expósito

Madrid.- En relación a las declaraciones realizadas en sede parlamentaria por la Diputada Doña Ana Oramas (Coalición Canaria) el pasado miércoles 18 de septiembre, y en las que acusaba a las compañías aéreas que realizan el transporte aéreo entre las Islas Canarias y la Península de estar realizando un “posible fraude” a la hora de la comercialización de los billetes para los residentes insulares, la posición de la Asociación de Aerolíneas ALA, en representación de cerca de 80 aerolíneas que vuelan en España, es la siguiente:

  • Las compañías aéreas hemos sido acusadas reiteradamente en los últimos años de ofrecer precios distintos (más altos) a los residentes que a los no residentes, sin que hasta la fecha nos conste ni un solo caso en que se haya aportado alguna evidencia que corroboren dichas declaraciones
  • Una acusación tan grave como la de prácticas fraudulentas no debe ser expuesta en público sin evidencias que la soporten, ya que atenta contra el buen nombre y la imagen de las compañías, y de sus miles de trabajadores y colaboradores
  • El sistema de comercialización de los billetes aéreos es totalmente transparente y comprobable en tiempo real a través tanto de las páginas web de las compañías, como de los comparadores

Dichas manifestaciones fueron además ratificadas por la Sra. Oramas en rueda de prensa el pasado 20 de septiembre.

Por todo ello, exhortamos, especialmente a los representantes públicos, a que de ahora en adelante reflexionen antes de realizar cualquier tipo de imputación de conducta ilegal, directa o velada, que pueda atentar contra la reputación y la imagen de las compañías aéreas, sobre todo sin aportar ningún tipo de evidencia. Y hacemos esta petición en nombre de las compañías y sus trabajadores, así como de los miles de clientes que confían en nuestro buen hacer, y los beneficios que el transporte aéreo aportan, directa e indirectamente, tanto a la economía como al turismo.