El Laboratorio de Calidad del Aire de Canarias, una herramienta para mejorar la vigilancia ambiental

694
Calima, Puerto de Santa Cruz./ ©Manuel Expósito.
Calima, Puerto de Santa Cruz./ ©Manuel Expósito.

El nuevo Laboratorio de Calidad del Aire de Canarias, ubicado en Tenerife, optimiza la vigilancia ambiental en las islas, con estaciones de muestreo en múltiples ubicaciones y una gestión innovadora de la calidad del aire


Santa Cruz de Tenerife.- El Laboratorio de Calidad del Aire de Canarias, recientemente inaugurado, se erige como una pieza clave para la monitorización y gestión de la calidad del aire en el archipiélago canario. Ubicado en el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en La Laguna, Tenerife, este laboratorio es fruto de la colaboración entre el CSIC y el Gobierno de Canarias, con una inversión de 2,6 millones de euros.

El proyecto, dirigido por el investigador Sergio Rodríguez González, está respaldado por una sólida estructura de financiación que proviene de fondos públicos y cuenta con el apoyo orgánico del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. La gestión de este laboratorio no solo beneficiará a la comunidad científica, sino que también tendrá aplicaciones prácticas significativas para la población canaria, especialmente en situaciones de emergencia como incendios forestales, erupciones volcánicas y episodios de calima.

El AirCanLab cuenta con estaciones de toma de muestras de aire distribuidas estratégicamente en varias islas del archipiélago. Actualmente, estas estaciones están ubicadas en La Graciosa, Fuerteventura, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, con planes de expandirse a otras dos ubicaciones adicionales. Estas estaciones permiten la recolección diaria de datos sobre partículas respirables PM10, cuya composición química es analizada para determinar el origen de las partículas, diferenciando entre las que provienen de fuentes externas, como el polvo sahariano, y las generadas localmente.

El objetivo principal de este laboratorio es ofrecer una gestión basada en datos científicos rigurosos, lo cual es crucial para cumplir con la futura directiva europea de calidad del aire. Además, el AirCanLab permitirá una rápida reacción ante emergencias ambientales, proporcionando datos precisos sobre la composición de las partículas en el aire, incluidos hidrocarburos aromáticos policíclicos y metales pesados, que pueden ser perjudiciales para la salud.

Un aspecto innovador de este laboratorio es la disponibilidad de datos en acceso abierto, prevista para el próximo otoño. Esto permitirá a médicos e investigadores del sector salud utilizar estos datos para mejorar los diagnósticos de enfermedades relacionadas con la calidad del aire. Además, los datos sobre compuestos que actúan como nutrientes en ecosistemas también estarán disponibles, beneficiando a otros científicos y promoviendo avances en diversas áreas de investigación.

El AirCanLab también se destaca por su capacidad de actuar como referencia para otras islas atlánticas, incluyendo Azores, Madeira y Cabo Verde. Esta característica subraya la importancia de la internacionalización de las capacidades científicas del CSIC y refuerza la posición de Canarias como un referente en la Macaronesia en términos de investigación y gestión de la calidad del aire.

Entre las iniciativas actuales del AirCanLab, se incluyen programas de vigilancia de la composición de los aerosoles, la instalación de nuevas estaciones de muestreo y la implementación de metodologías avanzadas para el análisis de datos. Estas acciones son cruciales para enfrentar desafíos ambientales específicos de Canarias, como las calimas saharianas que, en condiciones normales, no afectan la calidad del aire pero pueden generar niveles altos de partículas respirables durante episodios intensos.

El impacto de este laboratorio en la vida cotidiana de los canarios será notable. Al proporcionar una infraestructura que permite la gestión eficaz de la calidad del aire y la respuesta rápida a situaciones de emergencia, el AirCanLab contribuye directamente a mejorar la salud pública y el bienestar de la población. Además, la disponibilidad de datos en abierto fomenta la transparencia y facilita la colaboración entre diversas instituciones y sectores, potenciando la capacidad de respuesta ante problemas ambientales.

El Laboratorio de Calidad del Aire de Canarias es un ejemplo destacado de cómo la ciencia y la tecnología pueden unirse para abordar problemas ambientales complejos, proporcionando soluciones prácticas y efectivas. Con su inauguración, Canarias da un paso importante hacia la protección del medio ambiente y la mejora de la calidad de vida de sus habitantes, consolidándose como un líder en investigación ambiental en la región atlántica.


 

Resumen
El Laboratorio de Calidad del Aire de Canarias, una herramienta para mejorar la vigilancia ambiental
Nombre del artículo
El Laboratorio de Calidad del Aire de Canarias, una herramienta para mejorar la vigilancia ambiental
Descripción
El nuevo Laboratorio de Calidad del Aire de Canarias, ubicado en Tenerife, optimiza la vigilancia ambiental en las islas, con estaciones de muestreo en múltiples ubicaciones y una gestión innovadora de la calidad del aire
Autor