Ir al “cole” en el Hospital

Mil doscientos niños ingresan anualmente en la planta de Pediatría del HUC. El Aula Escolar es un espacio destinado a continuar con el desarrollo educativo y afectivo-social de niños

147
Un niño realiza su tarea en el Aula Escolar del HUC.
Un niño realiza su tarea en el Aula Escolar del HUC.

Santa Cruz de Tenerife.- Cuando uno piensa en un hospital imagina quirófanos, consultas, pasillos e incluso la cocina y la lavandería pero sorprende entrar en un espacio de libros infantiles y juveniles, plastilina, puzzles, juguetes y videojuegos. Niños y padres disfrutan de este lugar y de dos patios, al aire libre y techado, en los que olvidar que se está ingresado en un centro hospitalario.

También ayuda a normalizar esta situación la presencia de tres maestras especialistas de la Consejería de Educación. “Contar con el apoyo del Aula Escolar y de las profesoras es también una herramienta terapéutica para los niños y niñas que se encuentran hospitalizados y más ahora, en tiempos de COVID” afirma el jefe del servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), José Carlos Ormazábal.

Es el caso de Sergio, de 12 de años, que lleva unos días ingresado en la planta de Pediatría. “La verdad que me ayuda mucho la profesora, sobre todo con matemáticas y además son clases para mi solo. Cuando el confinamiento también estuve aquí y el Aula estaba cerrada y era muy aburrido.” Desi confirma lo que dice su hijo, “es un gran apoyo, es complicado para un niño estar 24 horas sin actividad. Además, siempre le traen juegos o la tablet para los fines de semana, están muy pendientes. Se agradece muchísimo.”

Una profesora atiende a uno de los niños hospitalizados en el HUC.
Una profesora atiende a uno de los niños hospitalizados en el HUC.

Mil doscientos niños ingresan anualmente en la planta de Pediatría del HUC. El Aula Escolar es un espacio destinado a continuar con el desarrollo educativo y afectivo-social de niños de edades comprendidas entre los 3 y los 16 años que son hospitalizados cuando su situación lo permite. “Se ha hecho un esfuerzo importante para organizar la actividad escolar con los más estrictos protocolos sanitarios frente a la COVID-19” indica el jefe de servicio de Pediatría.

María Pomares, profesora de Infantil y Primaria de la Consejería de Educación, señala que los niños acuden al aula por turnos cumpliendo todas las medidas. “La distancia de seguridad, las mascarillas y no utilizar el material disponible en el aula son algunas de estas medidas. El material se lo damos de forma individualizada . Para nuestros alumnos es fundamental acudir al aula en los casos que se pueda y si no puede ser, les atiendo en sus habitaciones. “Hoy he atendido a ocho niños, unos en el aula y he ido a atender a otros en su habitación.”

“Aunque mi hijo es pequeño agradezco la atención de la profesora que nos trae juegos o material de apoyo para repasar las vocales” apunta José Tomás, padre de uno de los niños ingresados.

De la misma manera trabajan las profesoras de Secundaria, Mariluz Martínez (matemáticas y ciencias) y Saida Ruíz de Temiño (área sociolingüística). “Cada día es diferente porque surgen necesidades según te presentas a los chicos. Esta mañana estuve explicando raíces cuadradas a una de las chicas ingresadas y en cambio a otra le ayudé con la tarea que remitió el tutor” explica Mariluz que señala que “ser profesora en el hospital es algo totalmente diferente a las experiencias en cualquier otro centro educativo.”

Las profesoras son el contacto entre el alumno y el centro educativo con el objetivo de asegurar la atención educativa de los pacientes en edad de escolarización que se encuentran en situación de hospitalización pero también hay una parte afectiva, tan o más importante que la académica.

“Te reciben con una sonrisa detrás de esa mascarilla”, cuenta Saida. “Escuchar, preguntar por las pruebas, por cómo se siente…también forma parte de nuestro día a día. Es mi primer año aquí y es muy diferente a dar clase en un Instituto. La parte afectiva es un valor añadido muy importante.”

Teresa Cervera y Lolymar Ravelo, supervisora de la planta y del área Materno Infantil respectivamente, destacan lo fundamental que es contar con aulas hospitalarias para los niños y niñas ingresados.

Proyectos

La COVID-19 no frena la ilusión de los profesionales sanitarios y las profesoras de realizar en conjunto proyectos en este espacio tan distinto del hospital. María habla sobre la idea de crear DiverHuc, una revista digital a través de cual “nuestros alumnos mejorarán no solo su competencia digital sino también la comunicación lingüística y fomentará valores como el compañerismo, la solidaridad y cooperativismo”. Reciclar es Salud, Inteligencias Múltiples y Revitalizar el Aula son otras de las iniciativas en las que se está trabajando, apunta.

Uno de los proyectos protagonistas de la era COVID es el que se está llevando a cabo con la colaboración de Cruz Roja. La pandemia no hace posible la visita de los voluntarios en horario de tarde como se hace habitualmente pero se pensó en la manera de seguir con la actividad a través de videollamadas a los padres de los niños y niñas hospitalizados. Una videollamada que se transforma en magia cuando se trata de un rato de globoflexia, manualidades y risas mientras estás en una habitación hospitalaria.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here