Huella hídrica de los productos: una reflexión desde Canarias

149

En la era de la sostenibilidad, la gestión eficiente del agua es crucial, especialmente en regiones con recursos limitados como Canarias. La huella hídrica, un concepto que mide el uso total del agua en la producción de bienes y servicios, ha surgido como una herramienta vital para abordar este desafío y promover un uso más responsable de este recurso vital


Santa Cruz de Tenerife.- En la actualidad, la sostenibilidad se ha convertido en una prioridad global, y la gestión eficiente del agua es uno de sus pilares fundamentales. La huella hídrica es un concepto que, aunque relativamente nuevo, ha cobrado gran relevancia, especialmente en regiones con recursos hídricos limitados como Canarias.

La huella hídrica mide el volumen total de agua que se utiliza directa e indirectamente para producir bienes y servicios. Se divide en tres componentes: azul, verde y gris. El agua azul es la que se extrae de fuentes superficiales y subterráneas; el agua verde es la que proviene de la lluvia y se almacena en el suelo; y el agua gris es el volumen necesario para diluir los contaminantes hasta alcanzar los estándares de calidad del agua.

El cálculo de la huella hídrica se ha convertido en una herramienta esencial para la gestión sostenible del agua, permitiendo evaluar y mejorar la eficiencia en el uso de este recurso. A través de esta métrica, se pueden identificar los puntos críticos en la cadena de suministro y producción que requieren atención para reducir el consumo y la contaminación del agua.

Es posible realizar un ensayo de lo importante que resulta la huella hídrica en la vida diaria de las personas. Para ello, cualquiera puede recurrir a algunas calculadoras sencillas, que pueden otorgar una aproximación suficiente. Aquí proponemos dos:

En Canarias, la situación es particularmente delicada debido a su dependencia de recursos hídricos limitados y la necesidad de importar muchos productos. La agricultura, por ejemplo, es una actividad que consume grandes cantidades de agua, tanto en el riego como en los procesos de producción. Productos como el plátano, emblemático de las islas, tienen una huella hídrica considerable debido al agua requerida para su cultivo y las condiciones climáticas de la región.

El turismo es un sector clave en la economía de Canarias, representando una fuente significativa de ingresos y empleo. Sin embargo, también es un gran consumidor de recursos hídricos. La huella hídrica del turismo en Canarias incluye el agua utilizada en hoteles, restaurantes, instalaciones recreativas y otros servicios relacionados.

Según el estudio del Proyecto IHEC sobre la huella hídrica en Canarias, se ha concluido que el sector turístico, uno de los pilares económicos de las islas, tiene un impacto significativo en los recursos hídricos. El análisis realizado abarca diversas instalaciones turísticas, hoteles incluyendo y servicios de ocio, y ha revelado que estas actividades contribuyen considerablemente tanto a la huella hídrica como a la huella de carbono del archipiélago.

España, en general, se enfrenta a desafíos significativos en términos de gestión hídrica. Según datos recientes, la huella hídrica del país refleja un uso intensivo en sectores como la agricultura y la industria. El consumo doméstico también es relevante, aunque menor en comparación. La implementación de políticas y tecnologías para mejorar la eficiencia en el uso del agua es crucial para mitigar estos impactos.

En el contexto global, productos como la carne y los textiles son conocidos por tener huellas hídricas extremadamente altas. Por ejemplo, la producción de carne de res y algodón requiere grandes cantidades de agua, desde el cultivo de los alimentos para el ganado hasta los procesos de fabricación de ropa. Estas industrias no solo consumen agua, sino que también contribuyen a su contaminación, aumentando la huella hídrica gris.

La realidad de Canarias exige un enfoque integrado y estratégico para gestionar la huella hídrica. Esto incluye promover prácticas agrícolas sostenibles, mejorar la eficiencia del riego y fomentar el consumo responsable entre los ciudadanos. Además, la inversión en tecnologías de desalinización y reciclaje de agua puede aliviar la presión sobre los recursos hídricos naturales.

Algunas propuestas para ser más responsables con el consumo de agua en Canarias incluyen la promoción de productos locales que requieren menos agua para su producción y la implementación de sistemas de riego más eficientes. Asimismo, la educación y sensibilización de la población sobre la importancia de la conservación del agua son fundamentales para asegurar un uso más sostenible de este recurso vital.

En resumen, la huella hídrica es una herramienta clave para comprender y gestionar el uso del agua de manera más eficiente. En regiones como Canarias, donde los recursos hídricos son limitados, es crucial adoptar estrategias sostenibles que permitan reducir la huella hídrica de los productos y asegurar la disponibilidad de agua para las generaciones futuras. A través de una combinación de políticas adecuadas, tecnologías innovadoras y educación, es posible avanzar hacia una gestión hídrica más responsable y sostenible.


 

Resumen
Huella hídrica de los productos: una reflexión desde Canarias
Nombre del artículo
Huella hídrica de los productos: una reflexión desde Canarias
Descripción
En la era de la sostenibilidad, la gestión eficiente del agua es crucial, especialmente en regiones con recursos limitados como Canarias. La huella hídrica, un concepto que mide el uso total del agua en la producción de bienes y servicios, ha surgido como una herramienta vital para abordar este desafío y promover un uso más responsable de este recurso vital
Autor