“El Gobierno de Sánchez también da la espalda a la flota artesanal canaria”

El PP insta al Gobierno de Canarias a un posicionamiento firme en defensa de las especificidades de los pescadores de las Islas en el reparto de cuotas

232
Australia Navarro, portavoz del Grupo Parlamentario Popular./ Cedida.
Australia Navarro, portavoz del Grupo Parlamentario Popular./ Cedida.

Santa Cruz de Tenerife.- La portavoz del Grupo Parlamentario Popular y presidenta de los populares canarios, Australia Navarro, aseguró hoy que “está muy claro que las Islas han dejado de ser una cuestión de Estado para el Gobierno de Pedro Sánchez”, al que acusó de “dar la espalda también a la flota artesanal canaria”, incumpliendo el acuerdo alcanzado en la Unión Europea para la defensa de sus especificidades.

Australia Navarro anunció que el Partido Popular exigirá al Gobierno de Canarias “un posicionamiento firme” en defensa de los intereses de los pescadores canarios, ante lo que denominó “un ataque inexplicable” por parte del Gobierno de la Nación.

“Al Partido Socialista se le llenaba la boca pidiendo más cuotas de atún rojo para Canarias cuando gobernaba el Partido Popular, y ahora que conseguimos que la Unión Europea acepte y normalice ese reparto diferenciado de cuotas para la flota artesanal es el Gobierno socialista el que bloquea el acuerdo”, afirmó la líder de los populares en las Islas.

Según desveló ayer viernes el eurodiputado canario del Partido Popular, Gabriel Mato, el Gobierno de España votó en contra del acuerdo europeo que reconocía expresamente la obligación de tener en cuenta las características y necesidades específicas de la pesca artesanal de atún rojo a pequeña escala.

En una compleja negociación entre la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos, se consiguió por vez primera introducir la obligación de que “los Estados miembros utilizarán criterios transparentes y objetivos, incluidos los de carácter medioambiental, social y económico, y se esforzarán por distribuir cuotas nacionales equitativas entre los distintos segmentos de la flota, prestando especial atención a la pesca tradicional y artesanal”.

Inexplicablemente, en la última reunión del Comité de Representantes Permanentes fue el Gobierno español el que votó en contra de este acuerdo, poniendo en jaque los intereses de la flota artesanal canaria.

“La flota artesanal de las Islas jamás podrá competir en igualdad de condiciones con las flotas industriales de la Península, porque nuestras dimensiones y características son muy diferentes, y es imprescindible normalizar un trato diferenciado para garantizar el futuro de los pescadores canarios”, afirmó Australia Navarro.