NC-BC defiende compensaciones por la entrada en vigor del comercio de emisiones de CO2 en el transporte aéreo

252
Esther González, portavoz parlamentaria de NC-BC.
Esther González, portavoz parlamentaria de NC-BC.

Esther González propone una hoja de ruta para negociar con Madrid y aplicar además medidas directas del Gobierno canario para evitar la pérdida de empleos y competitividad


 

Las Palmas de Gran Canaria. Nueva Canarias-Bloque Canarista (NC-BC) defendió hoy que el Gobierno canario abra, sin más dilaciones, negociaciones con el Ejecutivo estatal para las acordar las compensaciones necesarias por las repercusiones de la incorporación al mercado de emisiones de CO2 2 de los vuelos que conectan el Archipiélago con la Unión Europea (UE) y el Reino Unido. La portavoz parlamentaria de NC-BC en la materia, Esther González, propuso además una hoja de ruta con medidas directas del Ejecutivo de las derechas canarias, como la producción, almacenaje y dispensación en las islas del combustible sostenible para la aviación y la gestión con las aerolíneas de estrategias de reforestación que permitan contrarrestar las emisiones del citado gas.

A pesar de que las previsiones turísticas para este invierno son muy buenas por la evolución creciente de las reservas, Esther González advirtió de que la entrada en vigor, el pasado 1 de enero, del Régimen Europeo de Emisiones a los vuelos entre Canarias y el resto del Espacio Económico Europeo incluido a Reino Unido, puede tener efectos muy negativos para el empleo en el sector y el mantenimiento de la competitividad.

Si las previsiones de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) se cumplen, González dijo que se pueden perder un millón de turistas y 42.000 puestos de trabajo. «Siendo un problema prioritario» para la comunidad, en el grupo canarista «no acabamos de entender» que el jefe del Ejecutivo canario, Fernando Clavijo, dejara este asunto al margen de la agenda canaria acordada para la investidura de Pedro Sánchez.

Canarias, en opinión de la diputada de NC-BC, no puede esperar a que, en 2026 y como prevé la directiva europea que regula la contribución de la aviación en la descarbonización de Europa, la Comisión haga una evaluación de la aplicación de esta norma para su posible modificación.

Esther González reclamó del Gobierno de las derechas canarias que entable conversaciones con el gabinete estatal de Pedro Sánchez. Observó la portavoz parlamentaria en materia de movilidad que es el Estado miembro de la UE el que cobra por dichas emisiones. «Ahí Canarias puede obtener remuneraciones que permitan evitar» las consecuencias negativas, planteó.

En paralelo, puso sobre la mesa una serie de medidas «directas» que el Ejecutivo de CC y el PP pueden tomar para paliar los sobrecostes derivados pero que, «asombrosamente, aún no ha reaccionado».

Se refería al impulso de la producción, almacenaje y dispensación en Canarias del combustible sostenible para la aviación y a la gestión con las aerolíneas de estrategias de reforestación, una medida «fácil y rápida» para compensar las emisiones de este gas.

Con carácter general, la diputada canarista dijo que también ayudaría la disminución de las emisiones del transporte por carretera. Por ello, en opinión de NC-BC, en las negociaciones de la agenda canaria con el PSOE se tenía que haber apostado por la financiación del tren de Gran Canaria y Tenerife. Permitiría, según Esther González, compensar las emisiones del transporte aéreo y mejorar la movilidad al contribuir a paliar los atascos de vehículos.

Para la portavoz del grupo canarista en esta materia, es «preocupante» que el Gobierno conservador canario carezca de una hoja de ruta «clara, concisa y efectiva» dada la trascendencia del problema.


 

Resumen
NC-BC defiende compensaciones por la entrada en vigor del comercio de emisiones de CO2 en el transporte aéreo
Nombre del artículo
NC-BC defiende compensaciones por la entrada en vigor del comercio de emisiones de CO2 en el transporte aéreo
Descripción
Esther González propone una hoja de ruta para negociar con Madrid y aplicar además medidas directas del Gobierno canario para evitar la pérdida de empleos y competitividad
Autor