Canarias es un archipiélago

176

El Parlamento de Canarias ha aprobado una solicitud histórica para que el archipiélago sea oficialmente reconocido por la ONU, una medida que podría redefinir la gestión de sus recursos marítimos y fortalecer su autonomía


Santa Cruz de Tenerife.- El Parlamento de Canarias ha dado un paso histórico al solicitar formalmente el reconocimiento jurídico de Canarias de acuerdo con la Parte IV de la Convención de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Derecho del Mar (Convemar) que define la noción de “archipiélago” según su artículo 46:

  • «Por ‘archipiélago’ se entiende un grupo de islas, incluidas partes de islas, las aguas que las conectan y otros elementos naturales, que estén tan estrechamente relacionados entre sí que tales islas, aguas y elementos naturales formen una entidad geográfica, económica y política intrínseca o que históricamente hayan sido considerados como tal.».

Esta solicitud tiene implicaciones significativas tanto en el ámbito internacional como en la relación de Canarias con el Gobierno de Marruecos y la administración central de España.

La disputa sobre las aguas territoriales entre Canarias y Marruecos ha escalado en los últimos años, marcada por una serie de acciones y declaraciones que han intensificado las tensiones entre ambos lados. Este conflicto, que se extiende más allá de las aguas, engloba aspectos económicos, políticos y estratégicos, convirtiéndose en un punto crítico en las relaciones hispano-marroquíes. Marruecos ha oficializado su pretensión sobre parte de las aguas canarias y las riquezas de su subsuelo a través de leyes internas, extendiendo su zona económica exclusiva y la plataforma continental hasta las 350 millas, incluyendo así las aguas del Sáhara Occidental. Este movimiento estratégico busca discutir la solicitud de España ante las Naciones Unidas para ampliar la zona económica exclusiva de Canarias e incluir los montes submarinos existentes al sur del archipiélago.

Si la ONU acepta la solicitud de Canarias, las aguas territoriales podrían ser redefinidas según el derecho internacional marítimo. Actualmente, las aguas entre Tenerife y Gran Canaria, entre Fuerteventura y Gran Canaria, y entre las islas verdes se consideran aguas internacionales. España ejerce en Canarias un control de hasta 12 millas náuticas desde cada orilla. Solo entre islas como Tenerife y La Gomera o entre Fuerteventura y Lanzarote, donde el espacio interinsular es menor a 24 millas, se consideran aguas propias españolas. Con el reconocimiento como archipiélago, Canarias obtendría aguas interiores y aguas territoriales de 24 millas náuticas, gestionando directamente todos sus recursos marinos y costeros, lo que incluye la pesca, el turismo y la protección medioambiental. Esto no solo fortalecería la economía local, sino que también ofrecería una mayor protección a los ecosistemas marinos únicos de la región.

El reconocimiento de Canarias como archipiélago también tiene una dimensión simbólica y cultural importante. Reforzaría la identidad canaria y su reconocimiento como una región con características geográficas, históricas y culturales propias. Además, podría aumentar la conciencia y el respeto por la singularidad del archipiélago a nivel internacional, destacando su papel como puente entre Europa, África y América.

Para la población en general de las Islas Canarias, este proceso representa una oportunidad para reforzar el sentido de pertenencia y orgullo regional. También podría traer beneficios prácticos, como una mayor autonomía en la gestión de recursos naturales y un mayor protagonismo en la toma de decisiones que afectan directamente a la vida cotidiana en las islas. La mejora en la gestión de las aguas territoriales podría, por ejemplo, llevar a una explotación más sostenible y beneficiosa de los recursos marinos, protegiendo al mismo tiempo los delicados ecosistemas que caracterizan a Canarias.

En resumen, el acuerdo del Parlamento de Canarias para solicitar el reconocimiento como archipiélago por la ONU, a los efectos de defender el estatus que ya tiene reconocido Canarias en el Estatuto de Autonomía como archipiélago, es un movimiento estratégico con profundas implicaciones políticas, económicas y culturales. De esta forma, el Parlamento pretende obtener el reconocimiento jurídico internacional de Canarias como un archipiélago, según el artículo 46 de la Convención de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Derecho del Mar (Convemar). Si se logra, Canarias no solo fortalecería su autonomía y capacidad de autogestión, sino que también reafirmaría su identidad única en el escenario global.


 

 

Resumen
Canarias es un archipiélago
Nombre del artículo
Canarias es un archipiélago
Descripción
El Parlamento de Canarias ha aprobado una solicitud histórica para que el archipiélago sea oficialmente reconocido por la ONU, una medida que podría redefinir la gestión de sus recursos marítimos y fortalecer su autonomía
Autor