Cabildo y Gobierno de Canarias establecen como prioridad el soterramiento del enlace de Belén María

Ambas instituciones mantuvieron una reunión para acordar las acciones prioritarias dentro del convenio de carreteras

326
Un momento de la reunión mantenida. Cedida. NOTICIAS 8 ISLAS
Un momento de la reunión mantenida./ Cedida

Las Palmas de Gran Canaria.- El Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias han establecido como prioridad la licitación de la obra del enlace de Belén María, que conecta el Puerto con la Avenida Marítima, para evitar las retenciones de tráfico a la llegada y salida de barcos, así como la coordinación con el Ayuntamiento capitalino para establecer acciones en otros puntos negros de la circulación, como la intersección de Torre Las Palmas con los túneles de Julio Luengo.

Así lo han acordado hoy el presidente del Cabildo, Antonio Morales, el consejero de Obras Públicas y Transporte regional, Sebastián Franquis, y el consejero de Obras Públicas y Transporte insular, Miguel Ángel Pérez, durante un encuentro para planificar la ejecución de las obras contempladas en el convenio de carreteras.

Además, tanto el Cabildo como el Gobierno coincidieron en señalar la tangencial de Telde como solución definitiva a las retenciones que se producen en la GC-1 a la altura de este municipio. No obstante, se trata de una alternativa a largo plazo, por lo que ambas administraciones, junto al Ayuntamiento de Telde y la Dirección General de Tráfico, crearán una mesa de trabajo para estudiar medidas coyunturales para agilizar el tráfico en las horas punta y en las numerosas entradas y salidas que tiene la principal arteria insular.

Antonio Morales valoró positivamente esta primera reunión y se mostró convencido de que pone “los cimientos del entendimiento” entre las dos instituciones. Asimismo, cree que con el trabajo conjunto se van a alcanzar soluciones lo más pronto posible para los principales problemas de transporte de Gran Canaria, que para el mandatario insular son los accesos a Melenara en la GC-1, los enlaces de la Avenida Marítima, la GC-2 en Bañaderos y la GC-3 en los accesos a la Universidad, Tamaraceite y Siete Palmas.   

Franquis, por su parte, aseguró que el objetivo que se ha trazado el Gobierno es el de “coordinar la ejecución de las obras del convenio de carreteras dotado con 1.200 millones euros para los próximos ocho años”, para lo que ha mantenido una ronda de contactos con todos los Cabildos. La reunión también sirvió para constituir la comisión de seguimiento del convenio de carreteras en Gran Canaria, por lo que los acuerdos adoptados son “compromisos adquiridos por ambas administraciones”.

En el encuentro acordaron también encargar los proyectos para mejorar los enlaces de la cuarta fase de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria, en la conexión con Teror, así como con Tamaraceite y  la Universidad, otras zonas de la Isla que suelen colapsarse con frecuencia. El consejero del Gobierno de Canarias también explicó que todos los proyectos serán con el consenso de las instituciones y la participación ciudadana, ya que muchos de ellos afectan a zonas especialmente sensibles.