ASG apela a la conciencia social de la UE para que las ayudas a las RUP se conciban como un derecho

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera, Jesús Ramos, celebra la creación de una comisión de estudio para analizar el escenario de Europa entre 2021 y 2027

186
Jesús Ramos, diputado del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera. Cedida. NOTICIAS 8 ISLAS.
Jesús Ramos, diputado del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera./ Cedida.

Santa Cruz de Tenerife.- El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera (ASG), Jesús Ramos, ha insistido este jueves, día 23, en promover una perspectiva y una conciencia social en las políticas que lleve a cabo la Unión Europea (UE). “Tenemos que fomentar que las ayudas que llegan a Canarias por su carácter de región ultraperiférica (RUP) desde Europa no sean concebidas como un privilegio, sino como un derecho, una necesidad vital para nuestro desarrollo”, aseguró Ramos.

En este sentido, el diputado de ASG puso en valor el acuerdo alcanzado esta semana por el Parlamento canario con el fin de crear una comisión de estudio para ahondar y analizar el escenario de la Unión Europea para el periodo entre 2021 y 2027, de la cual formará parte. “Esos informes que salgan de la comisión serán trasladados al Gobierno canario para que el mismo los puede tener en cuenta”, matizó.

“Ante la situación que vive Europa se necesita tener evaluados esos hándicaps a los que se enfrentará, todo el continente y Canarias a corto plazo, entre los que se encuentra el Brexit, los acuerdos comerciales entre distintos países o las guerras arancelarias entre las grandes superpotencias como Estados Unidos y China, factores que acaban afectando a la economía de nuestro continente”, indicó Ramos.

A juicio del portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera, “Canarias como región ultraperiférica tiene que estar favorecida, ya que nuestra insularidad, nuestra lejanía y nuestro territorio fragmentado requiere de unos apoyos  específicos, tanto del Gobierno central, como de la Unión Europea”.  Asimismo, resaltó que “esas singularidades propias de las Islas deben ser compensadas, y tenidas en cuenta, no como un privilegio, sino como un derecho, como necesidades vitales para nuestro desarrollo”. “Por eso es esencial que desde Europa vean las políticas  de actuación desde una perspectiva social”, aseveró.