NC avisa a Albares que las buenas intenciones son insuficientes para restablecer la confianza con Marruecos

104
Pedro Quevedo, diputado de Nuevas Canarias./ Cedida.
Pedro Quevedo, diputado de Nuevas Canarias./ Cedida.

Madrid.- El diputado de Nuevas Canarias (NC) Pedro Quevedo hoy, en una interpelación urgente al ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares; lanzó un avisó muy serio al advertir de que las buenas intenciones son insuficientes para restablecer la confianza con Marruecos. Quevedo reclamó hechos «concretos» sobre los asuntos con incidencia en Canarias vinculados con el restablecimiento de las relaciones-hispano-marroquíes. Se trata de la fijación de las aguas canarias, el respeto a la legalidad internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas sobre el Sáhara Occidental, garantizar la participación de Canarias en las decisiones que afectan a las islas materia migratoria y en políticas de cooperación en cumplimiento de los artículos 144.3 y 198.3 del Estatuto de 2018 e introducir, en las reuniones bilaterales, la sustitución de las prospecciones petrolíferas por políticas de estímulo de las energías renovables y la creación de una reserva ambiental internacional. Asuntos canarios en los que NC entiende que debe sustentarse el acuerdo entre ambos estados y que Quevedo defenderá en una moción que se votará el próximo jueves en la Cámara Baja, el mismo día de la visita de Albares al Archipiélago.

El diputado de NC dijo que el cambio de posición del presidente, Pedro Sánchez, al apoyar el plan autonomista para el Sáhara Occidental de Rabat causó una «preocupación amplísima y rechazo» en las islas por dos razones fundamentales. Una, en solidaridad con el pueblo saharaui y la «injusta» situación sufrida desde hace 46 años. La segunda, como detalló, porque la inestabilidad permanente de esa zona mundo afecta directamente al Archipiélago en cuestiones estratégicas.

En Nueva Canarias, subrayó, «defendemos» los tratados de buena vecindad y cooperación entre los estados, «más aún si son limítrofes». Está «muy bien que trabajemos a favor» de las relaciones bilaterales pero, tal y como puntualizó, con «transparencia», «respeto» mutuo y la legalidad internacional, como sustento de las mismas.

La actitud «bienintencionada» demostrada por Albares, para el diputado de NC, «no basta». Lo que tranquiliza a Canarias, añadió, «aún no ha llegado porque son muchos años» con una evolución de los acontecimientos dominados por las crisis cíclicas, por las históricas tensiones de todo tipo entre España y el reino alauita, que inciden en las islas.

Los hechos, «por ahora, no acreditan que, de verdad», se trabaje en la dirección de la cooperación y el respeto, avisó Quevedo. Demandó concreciones sobre varios asuntos de interés para la sociedad canaria.

A la situación del Sáhara Occidental le otorgó una importancia «extraordinaria» ya que, como denunció, ha evolucionado «negativamente» porque la legalidad internacional «ha sido vulnerada claramente», así como los derechos del pueblo saharaui.

Sobre los flujos migratorios, a los positivos datos expuestos por el titular de Exteriores, el portavoz de NC contestó que una de cada seis personas fallece en la ruta canaria del Atlántico, la «más mortífera» del mundo. En cinco años, añadió, se ha multiplicado por 50 el número de personas mientras que, en el primer trimestre de este año se ha detectado un aumento del 59%.

Puso sobre la mesa, de unas relaciones que se asienten en la «lealtad y la legitimidad», los artículos 144.3 y 198.3 del Estatuto de 2018 que reconoce el derecho de Canarias a participar en las decisiones del Estado sobre inmigración y a solicitar de la Administración estatal la celebración de convenios y políticas de cooperación, respectivamente.

Con respecto a los espacios marítimos, mantuvo la necesidad de fijar definitivamente la mediana para delimitar las aguas canarias. Pero advirtió que habrá un problema «muy serio» si Rabat sustituye que, sea «equidistante» entre las costas alauitas y el perímetro del Archipiélago, por «equitativa».

A la despreocupación del ministro de Exteriores ante posibles intenciones expansionistas de Rabat, Pedro Quevedo le recordó la existencia de «ciertos mapas sobre el gran Marruecos» que incluyen a Canarias. Un temor que, en opinión de Nueva Canarias, se zanja con la fijación de la mediana.

En términos similares se pronunció sobre el resto de los espacios marítimos. «No se pueden establecer usando un territorio», el Sáhara Occidental pendiente del proceso de descolonización desde 1976, «que no es del reino de Marruecos», defendió.

En relación a las prospecciones petrolíferas en aguas alauitas de Tarfaya, próximas a las costas de Lanzarote y Fuerteventura, aludió al riesgo de un accidente, que provocaría una catástrofe para la rica biodiversidad de la zona y la actividad turística de Canarias. Una «auténtica hecatombe», denunció el diputado de NC.

Tras mencionar la existencia de intereses comunes entre los dos estados, Pedro Quevedo propuso dos alternativas a incluir en las negociaciones bilaterales. El desarrollo de políticas de cooperación incluida la Unión Europea para la potenciación de las energías renovables y el establecimiento de una reserva ambiental internacional en ese espacio del Atlántico.

 

Resumen
NC avisa a Albares que las buenas intenciones son insuficientes para restablecer la confianza con Marruecos
Nombre del artículo
NC avisa a Albares que las buenas intenciones son insuficientes para restablecer la confianza con Marruecos
Descripción
Pedro Quevedo reclama hechos "concretos" sobre los asuntos con incidencia en Canarias vinculados al restablecimiento de las relaciones hispano-marroquíes.
Autor